jueves 14 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

Un “resort” termal con aguas dulces y saladas revoluciona Dolores

 

La inauguración del Parque Termal Dolores incorporó a esa ciudad bonaerense a la nómina de comunas termales de Argentina, con la particularidad de ofrecer tanto aguas dulces como saladas, según fuentes de la Secretaría de Turismo local, que destacaron el fuerte impacto turístico que significará el emprendimiento.

El centro termal está estrategicamente ubicado sobre la Autovía 2 y la ruta provincial 63, a 14 cuadras de la zona céntrica y a 200 kilómetros de las ciudades de Buenos Aires y Mar del Plata, y el pasado domingo abrió sus cuatro primeras piletas, una de ellas cubierta, además de baños y vestuarios.

El complejo, que demandó una inversión de 85 millones de dólares y ya tiene todas sus obras licitadas, adjudicadas y en proceso de ejecución, está ubicado en un predio de 42 hectáreas en torno a un lago artificial diseñado para la práctica de actividades deportivas y recreativas.

Además, cuando las obras estén concluidas, contará con un hotel termal de cinco estrellas y otro de tres, un spa, 2.400 cabañas de alojamiento y otras 125 de estilo apart-hotel, un centro comercial con 36 locales, un restorán internacional, instalaciones deportivas y un centro de convenciones para 500 personas.

La característica saliente que transforma a este nuevo espacio termal en el único en su tipo es que contará con piletas de agua dulce y salada, que se extraen desde perforaciones de 400 y 1.100 metros, respectivamente.

El Parque Termal Dolores fue concebido como un “resort”, es decir como un complejo turístico capaz de contener entre cuatro y siete días las necesidades de un público variado que comprende las franjas juvenil, familiar y tercera edad.

Por ese motivo, tendrá un fuerte desarrollo en materia gastronómica que se traducirá en la construcción de una parrilla para 900 comensales que costó 1,3 millones de dólares, de un restorán con carta internacional, de un local de comidas rápidas y de un café y un snack de una franquicia internacional que todavía no está decidida.

Los locales gastronómicos tendrán la particularidad de estar separados a no menos de 150 metros entre sí, por lo cual el complejo no tendrá un “patio de comidas” sino que contará con establecimientos independientes.

En materia de alojamiento, el complejo tendrá un hotel de 5 estrellas de la cadena internacional Howard Johnson, que habilitará la primera parte en diciembre, y otro de 3 estrellas cuya finalización se prevé para los primeros meses de 2016.

Entre los dos hoteles se crearán 3.200 nuevas plazas hoteleras que tendrán todos los servicios en el interior de sus instalaciones y un centro de convenciones de uso común para 500 personas.

Las 2.400 cabañas están construidas sobre 100 lotes, de los cuales el 80% ya están vendidos, y serán exclusivamente para alquilar, es decir que no se podrán desarrollar barrios privados.

La construcción de las cabañas para alquiler, a las que se sumarán otras 125 que serán destinadas a funcionar como apart-hotel, deberá finalizar en un plazo de 24 meses para que los adjudicatarios no pierdan el dominio.

El funcionamiento del Parque Termal Dolores permitirá la creación de 500 puestos de trabajo en forma directa y otros 1.500 en forma indirecta, una situación que causará un impacto turístico y económico sin precedentes en la ciudad.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter