martes 19 de septiembre del 2017

   

Ahora

UNESCO destacó a la Argentina por el nivel de cobertura en primaria y de inversión educativa

 

Foto: Anses

El informe de la Unesco “Educación para todos” sobre el cumplimiento de las metas de escolaridad en el nivel inicial, primario y secundario e incremento de los niveles de alfabetización presentado hoy en Santiago de Chile, reconoce avances en Latinoamérica en este sentido y colocó a la Argentina entre los países de más altos índices de escolaridad primaria y de inversión educativa.

El documento, también presentado en Nueva Delhi, París y Nueva York, analizó los avances en el mundo respecto a las seis metas firmadas por todos los países en el año 2000 en Dakar, de cumplimiento para este año, que destacó que sólo la mitad de los países firmantes alcanzaron las metas de escolaridad fijadas.

El viceministro de Educación de la Nación, Jaime Perczyk, dijo a Télam que la Unesco “reconoció los adelantos realizados en la Argentina por lo que expusimos las metas logradas en materia de escolaridad en el nivel inicial, primario, secundario y superior así como también el descenso de los niveles de analfabetismo”.

“Unesco nos invitó a exponer nuestros resultados por los altos niveles alcanzados y pusimos el eje en los 300.000 chicos que ingresaron al nivel inicial en salas de 3, 4 y 5 años, con el fin de garantizar el aprendizaje de los chicos y su plena inclusión”, aseguró el viceministro.

cuadro 1 UNESCO Argentina Educación objetivos

Perczyk detalló, además, que en el nivel primario “Argentina ostenta, junto a Uruguay, el nivel de escolarización más alto e la región con el 99,1%, mientras que el resto de los países en promedio descendieron dos puntos del 94 al 92% en nivel primario”.

A su vez detalló que la Unesco reconoció los logros de la Argentina “en materia de educación intercultural bilingüe a través del Programa Integral para la Igualdad Educativa, que lleva 10 años de trabajo en los contextos de mayor pobreza la unidad pedagógica, las aulas digitales móviles, y la Asignación Universal por Hijo (AUH)”.

Respecto a Educación Secundaria, aseguró que la tasa neta de matrícula “es una de las más altas de Sudamérica: 89,06 % en el año 2012 aunque este nivel sigue representando un verdadero desafío tanto en lo relativo a la extensión de la cobertura como en el logro de las trayectorias escolares que garanticen la permanencia y el egreso de los jóvenes de nuestro país”.

En educación superior, el viceministro destacó “la región tiene 3300 estudiantes cada 100.000 habitantes, mientras que Argentina tiene 4400 alumnos cada 100.000, hay un 30% más de jóvenes en las casas de altos estudios”.

En materia de analfabetismo “Argentina redujo los índices de 2,6 a 1,9% para los mayores de 15 años, mientras que en el nivel secundario, logramos la terminalidad de 613.000 jóvenes mediante el plan Fines”.

Perczyk detalló que “uno de los desafíos por delante es incrementar la jornada extendida, ya que teníamos 2300 escuelas de esta modalidad en el 2008 y hoy alcanzan las 4.000 en todo el territorio argentino”.

“Una de las cosas que quedó claro en el informe de Unesco es que inclusión no va separado de la calidad, los dos son caras de una misma moneda, por lo que nosotros pensamos que construir escuelas, distribuir libros, capacitar docentes es enseñar mejor”, subrayó.

“Construir una buena escuela para todos es la meta que nos fijamos y que quedó expuesto en nuestra presentación, en la que también pusimos énfasis en la inversión del 6,2% del Producto Bruto Interno, uno de los más altos índices de la región”, aseguró el viceministro.

El funcionario ratificó que el Estado “es el primer responsable de todo lo que sucede en las escuelas, a diferencia de la lógica de mercado que solamente resguarda privilegios, no se responsabiliza de los procesos, plantea mediciones y competencias sobre resultados y entre escuelas, promoviendo la construcción de rankings”.

Argentina expuso sus logros en el marco de un informe que da cuenta que en América Latina poco más de la mitad de los países lograron la escolarización universal y una quinta parte de los alumnos desertan antes de completar su formación básica.

El reporte detalla que en la región avanza en educación pero sigue teniendo casi cuatro millones de niños fuera del sistema educativo.

La Unesco indicó que “en la región hay todavía 3,7 millones de niños sin escolarizar en la primaria”, y que Guyana y Paraguay “se hallan muy lejos de alcanzar este objetivo” con un 80% de los niños en este nivel de enseñanza.

El informe apunta que “en 2012 el 16% de los niños sin escolarizar de toda la región” se concentraba en Colombia como consecuencia del conflicto.