sábado 25 de noviembre del 2017

   

Ahora

 

Unidad o independencia, nuevo round en las calles de Barcelona

 

¡Todos somos Cataluña! Por la convivencia, seny (sentido común)”, una masiva movilización se reunió en el céntrico Paseo de Gracia de la Barcelona a favor de la unidad de España y en defensa de la convivencia, dos días después de que el parlamento catalán declaró la independencia de Cataluña.

Líderes nacionales, regionales y locales de los tres grandes partidos “constitucionalistas”, compartieron la cabecera de la marcha, en la que se encuentran el conservador Xavier García Albiol, del Partido Popular (PP), el liberal Albert Rivera e Inés Arrimadas, de Ciudadanos, y el socialista Miquel Iceta, quien no estuvo en la anterior convocatoria, así como la también socialista Núria Marín, alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat, la segunda ciudad más poblada de Cataluña después de Barcelona.

De la movilizacion han participado más de un millón de personas, según la organización, y 300.000, según la Guardia Urbana.

“Ahora es el momento de recuperar las instituciones. El 21 de diciembre vamos a ganar nuestro futuro en las elecciones, por eso todas las personas tienen que votar”, subrayó a la prensa Arrimadas, quien liderará la candidatura de Ciudadanos en los próximos comicios.

“Puigdemont no quiere votar, pero nosotros sí. Es la oportunidad de nuestras vidas para poner fin al nacionalismo catalán”, apuntó por su parte Rivera, al inicio de la manifestación.

Esta mañana, la cúpula de los Mossos d’Esquadra ha ordenado a sus agentes retirar todas las imágenes oficiales de ex miembros del gobierno catalán de las comisarías y edificios oficiales de la policía autonómica, indicó el diario El País.

Con la intervención de Madrid, la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría asume la mayoría de competencias del presidente y el vicepresidente de la Generalitat.

En tanto, el destituido vicepresidente del Ejecutivo catalán, Oriol Junqueras, aseguró que “el presidente del país es y seguirá siendo Carles Puigdemont”.

Consideró que los catalanes están “sufriendo una toma de decisiones del gobierno español con voluntad maniesta
de perjudicar la sociedad catalana”.

“Diría que hemos intentado hablar siempre, por tierra, mar y aire. Nunca han correspondido. Siempre nos hemos encontrado el mismo muro de incomprensión, el mismo rechazo, la misma actitud de desprecio, la decidida voluntad de no reconocer al otro como sujeto de derechos, como interlocutor”, indicó.

Por su parte, el líder de la Esquerra Republicana Catalana (Izquierda Republicana, ERC), principal fuerza política secesionista de Cataluña, reiteró además que “la presidenta del Parlament es y seguirá siendo Carme Forcadell, al menos hasta el día en que la ciudadanía no decida lo contrario en unas elecciones libres”.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter