viernes 24 de noviembre del 2017

   

Ahora

 

Vanoli en el #CouncilARG: “El resultado fiscal se mejora cuando las economías crecen, no con el ajuste”

 

El presidente del Banco Central, Alejandro Vanoli, afirmó que se necesita “más consumo y más ahorro, y eso se logra cuando se expande la demanda agregada” como lo demuestran las medidas de impulso a la actividad económica, y propuso un pacto con empresarios y sindicatos para el desarrollo.

Vanoli advirtió, además, que “el resultado fiscal se mejora cuando las economías crecen, no con el ajuste”, y alentó “un nuevo pacto social con empresarios y sindicatos para coordinar expectativas sobre tarifas, precios y salarios, y así generar condiciones, en una situación compleja, para ir generando un puente hacia el desarrollo”.

Al hablar en la reunión del Consejo de las Américas, el funcionario señaló que la política monetaria y fiscal expansiva de los últimos meses se justificó para “poner todas las políticas económicas al servicio del crecimiento”.

“La estimación de la actividad está en casi 4%, habiéndonos recuperado de la desaceleración, producto de la crisis global”, agregó Vanoli.

Vinculó, luego, el repunte de la confianza de los consumidores y la recuperación del consumo privado a “la estabilidad del mercado laboral”.

Según el titular del BCRA, ese es un activo de la economía local, al igual que el “moderado” déficit de la cuenta corriente, en comparación con los años 90 del siglo pasado y con el desequilibrio de otros países como Uruguay, Brasil, Colombia y Turquía, entre otros.

Vanoli añadió otros factores favorables como la tasa de inflación “claramente descendente” y el aumento de las reservas monetarias, de 21% desde octubre pasado, aún cuando en el período se afrontaron fuertes pagos por importaciones y por compromisos financieros (bonos, Club de París y otros).

Recordó también que las reservas están “sujetas a controles cruzados públicos -en la Auditoría General de la Nación, bajo control de la oposición-, y privados”.

Sobre la evolución del tipo de cambio, Vanoli remarcó que el “dólar Bolsa” o el “contado con liqui”, que son los relevantes en cuanto a la formación de activos externos, “están en niveles muy inferiores a los de octubre”.

Otro indicador que demuestra la caída sistemática en las expectativas de devaluación, añadió, es el de los contratos en el Rofex (mercado de futuros de Rosario).

El crecimiento de los créditos y de los depósitos mayoristas y minoristas (inclusive en dólares) es asimismo “muestra de confianza, en un sistema financiero sólido, más allá de las turbulencias globales y electorales”.

El titular del Central enumeró luego otras fortalezas del país, como el aumento de 32% de la productividad, desde 2003, y la diversificación de la matriz de comercio exterior (donde Brasil participa hoy con un 20%, frente a 30% a fines de los años 90).

Vanoli mencionó, asimismo, la fuerte caída de la deuda pública y el bajo apalancamiento (los compromisos crediticios de familias, empresas y gobiernos), el crecimiento de la clase media, la recuperación de la producción petrolera y los desarrollos mineros.

Subrayó, luego, la posición acreedora del país ante el mundo: “tenemos ahorro y hay que trabajar para captar parte de esas carteras externas y ponerlas al servicio de la inversión”.

Por último, Vanoli rechazó los cambios bruscos y llamó a “acomodar gradualmente las variables, para lograr un proceso de crecimiento sostenido, con una planificación inteligente, orientativa y flexible, como ocurre en los países más exitosos”.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter