viernes 19 de abril del 2019

   

Ahora

“Vas a aparecer en el Arroyo Ortega”, las amenazas a la ex funcionaria PRO que denunció el manejo irregular de fondos del Gobierno

 

Karen Arrúa, la ex funcionaria del PRO y dirigente juvenil de Cambiemos que destapó una trama de irregularidades en el manejo de fondos en el Ministerio de Desarrollo Social, fue amenazada. “¿Seguís jodiendo vos? Vas a aparecer pronto en el Arroyo Ortega”, fue el mensaje intimidatorio que recibió en su cuenta de Facebook.

Según cuenta Arrúa, los mensajes amenazantes le fueron enviados por mensaje a través de su cuenta de Facebook en la madrugada del 5 de abril, días después de que Diario Pulse publicara una serie de notas en donde la ex dirigente del PRO denunciaba una serie de mecanismos irregulares con el manejo de los fondos del INJUVE (Instituto Nacional de Juventud), dependiente de Desarrollo Social, por el que su titular, Pedro “Piter” Robledo está siendo investigado como responsable de los delitos de “defraudación contra la administración pública, falsificación de documentos públicos y malversación de caudales públicos”.

“¿Segús jodiendo vos? Vas a aparecer pronto en el Arroyo Ortega. Muerta política”, le envió el uruario Lopez Armando a las 2.04 de la madrugada de ese día. El mismo mensaje se repitió a las 2.25.

IMG-20190408-WA0014

Arrúa, que publicó las amenazas recibidas en su perfil de esa red social, explicó que ya está “mal acostumbrada” a recibir este tipo de intimidaciones y “cansada de denunciarlas”. Sucede que desde que se alejó de Cambiemos y denunció que gran cantidad de vecinos de Esteban Echeverría, donde ella militaba y era funcionaria, aparecían en la lista de aportantes de la campaña de la gobernadora María Eugenia Vidal, en la causa de los aportantes truchos, este tipo de mensajes se le hicieron moneda corriente.

A esa situación, se le sumaron las amenazas por haber declarado en la causa federal que tiene a su cargo el juez Sebastián Casanello, y que investiga el fiscal Carlos Stornelli, por los manejos de fondos del INJUVE, que se destaparon cuando Rosaura Ciprés, una ex empleada de ese organismo, fue a tramitar el monostributo social a la ANSES y le dijeron que no podía hacerlo porque seguía figurando como empleada del INJUVE con un sueldo de 150 mil pesos mensuales, que habían depositado en su cuenta sueldo y que alguien había retirado de ella (sin que ella supiera).

MOCHILEROS PRO
Ciprés difundió su caso en los medios y Arrúa, tras enterarse, se comunicó con ella y su abogada e inició una suerte de investigación de lo ocurrido por su cuenta, en la que -según consta en su declaración en la causa- pudo saber por el testimonio de una empleada del INJUVE que era frecuente que se usaran las cuentas sueldos de empleados para depositar 150 mil pesos, suma que se usaría para pagarle a los proveedores de diferentes jornadas recreativas organizadas en varios distritos.

A esa situación irregular, contó Arrúa, se le suma que el dinero era retirado muchas veces por ventanilla y llevado el ministerio de Desarrollo Social en mochilas, aunque no siempre quienes retiraban la plata eran los titulares de las cuentas y no se presentaban permisos para ello.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter