lunes 14 de octubre del 2019

   

Ahora

Volver al pasado: el consumo de leche por habitante cayó al nivel de 1990

 

@juaniprovendola

El consumo per cápita del leche retrocedió a niveles de 1990. Así lo informó el Observatorio de la Cadena Láctea Argentina, dependiente del Ministerio de Agroindustria, que detalló que hoy cada argentino consume 176 litros de leche por año.

La caída del consumo de leche es el claro resultado de los fuertes aumentos que registró este producto en los últimos años.

En tal sentido, la asociación de consumidores Deuco señaló que en informó que en los últimos 12 meses la suba de la leche fue del 92,7 por ciento. Sin ir más lejos, detalló que La Serenísima, empresa líder del mercado, aplicó un nuevo ajuste de 10 por ciento, el cuarto en lo que va del año.

Cabe destacar que la leche es uno de los productos que se vio beneficiado con la eliminación del IVA. Por lo tanto, de no haber avanzado con esa medida el incremento hubiese sido todavía mayor.

Deuco detalló que el precio de la leche en sachet entera y descremada La Serenísima pasó de 44,20, en agosto de este año, a 48,70 pesos, es decir, un 10 por ciento más caro; al igual que la leche ultra entera con hierro, la cual pasó de 45,60 a 50 pesos; la leche entera reducida en lactosa, de 46,60 a 51,30; y la leche UAT, entera o descremada (por litro), de 53 a 58,20 pesos; todas con el mismo porcentaje de aumento.

A su vez, los precios en los productos derivados de la leche crecieron hasta un 42,9 por ciento entre mayo y octubre de este año. La manteca, por 100 gramos, pasó de 49 a 67,50 por ciento (37,8 por ciento), mientras que la de 200 gramos pasó de 83,70 a 116,40 pesos (39 por ciento).

También aumentaron el dulce de leche de 400 gramos, que pasó de 71 a 95,40 pesos (34 por ciento); la crema en leche de 200 centímetros cúbicos, de 58 a 77,50 (33,5 por ciento); el queso rallado en hebras, de 98,70 a 134,70 pesos (36,5 por ciento); la ricota entera de 500 gramos, de 85 a 118,30 pesos (39 por ciento); la leche en polvo deslactosada, de 211 a 299,80 pesos (42 por ciento); la manteca light untable de 200 gramos, de 119,40 a 166 pesos (39 por ciento); la leche en polvo en bolsa de 200 gramos, de 69,60 a 99,50 pesos (42,9 por ciento); y el queso rallado, de 37,80 a 51,30 (35,7 por ciento).

Los quesos, por su parte, subieron este fin de semana hasta un 15 por ciento. En la lista que difundió Deuco, los quesos más caros registrados son el provolone y el reggianito, cuyo precio por kilo trepó desde el 15 de agosto pasó de 824 948 pesos, siendo un 15 por ciento el incremento en ambos casos. Además, el queso sardo pasó de 782 a 900 pesos (15 por ciento) y el queso cremón de 373 a 410 pesos (10 por ciento).

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter