martes 16 de octubre del 2018

   

Ahora

Vuelven los bastones a la Policía bonaerense: el manual para golpear con “efectividad”

 

El gobierno bonaerense equipará a 55 mil efectivos con el “bastón policial” que había quedado en desuso. El Ministerio de Seguridad de la provincia presentó un escrito de 20 páginas en el que se detalla las ocasiones y modos de uso, las técnicas de defensa y en qué partes del cuerpo es recomendable aplicar los golpes

El objetivo es que los uniformados puedan “actuar en determinados hechos sin tener que usar un arma de fuego”, según explicaron desde el ministro de Seguridad provincial que comanda Cristian Ritondo. Según consignó el diario La Nación, “el personal policial no tiene elementos de ataque, solo posee herramientas de trabajo para actuar en forma defensiva y preventiva”.

La famosa macana, cachiporra o tonfa vuelve al ruedo. También fue inmortalizado por Mafalda con el nombre “palito de abollar ideologías”, que ahora mide unos 61 cm. de longitud y pesa poco más de 600
gramos.

Es un elemento de defensa personal que comenzó a ser utilizado en el siglo XVIII en Japón, y que desde hace tiempo la Bonaerense había dejado de utilizar. Ahora, además de recibir un entrenamiento, los uniformados tendrán un manual que indica cómo se debe usar, cómo se debe portar y en qué sectores del cuerpo puede ser aplicado y en cuáles su uso debe ser “moderado” o “evitable”.

areas

Entre los argumentos, en la Provincia apuntan a que se pueda aplicar “un uso diferenciado de las fuerzas y de las armas de fuego, cuando las circunstancias del caso lo ameriten y en cumplimiento de las normativas vigentes”. Lo curioso es que el bastón tonfa nunca estuvo prohibido para los policías, y hasta estaba incluido en los planes de formación.

Las cachiporras se destinarán a casi el 60 por ciento de los agentes de la Bonaerense. Las autoridades consideran que se debe intermediar entre la fuerza física y el empleo de las armas de fuego en situaciones de riesgo. Los cursos duran una semana y se brindan en las escuelas de formación policial, donde se explica cómo debe ser utilizado como “espada” o como “escudo del brazo”.

El manual redactado por el Ministerio especifica en qué partes del cuerpo de un tercero se deben aplicar los golpes con el Tonfa ante una situación “en la que se hace inevitable el uso diferenciado de la fuerza”.

En casi todo el cuerpo, se permite una “aplicación libre” del bastón. Mientras, para la zona de los hombros, los laterales del tórax y la espalda, a la altura de los riñones, se recomienda una “aplicación moderada” y a los genitales, la columna vertebral y la cabeza se los considera un “área de aplicación a evitar”.

“Las áreas recomendadas para golpear son: manos, muñecas, codos, rodillas, tibias y abdomen, ello en el escenario de cómo se desarrolle la intervención policial. Sin embargo deben evitar golpear la cabeza, cuello, esternón, columna vertebral y genitales del agresor”, se explicó en el manual.

Manual para el bastón tonfa by Diario Pulse on Scribd

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter