viernes 15 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

Wall Street Journal: Paul Singer obtiene millonaria ganancia de la mano de Macri

El diario The Wall Street Journal celebró el principio de acuerdo entre la Argentina y los fondos buitres, definió al conflicto como “la negociación más larga de la historia”, y sostuvo que los holdouts son los ganadores del litigio.

El medio norteamericano destacó los beneficios obtenidos por los buitres, quienes lograron “una ganancia en torno a entre 10 y 15 veces la inversión original”.

“Una apuesta de Paul Singer de casi 15 años en los bonos del gobierno de Argentina rindió US$2.400 millones, incluyendo más de US$100 millones para pagar costos legales, una ganancia en torno a entre 10 y 15 veces la inversión original”, indica el diario.

En este sentido, el Wall Street Journal puso en el podio de los ganadores al fondo buitre Elliott Management Corp de Paul Singer, “un fondo de cobertura de Nueva York que administra US$26.000 millones y que inició la inversión durante los primeros días del primer mandato de George W. Bush”.

En ese momento, un administrador de la cartera de Elliott llamado Jay Newman “invirtió” en deuda argentina a solo 20 centavos sobre el dólar.

Wall-Street-Journal-Fondos-Buitre
“La inversión, que duró más de cinco presidentes argentinos, era todo lo que ocupaba el señor Newman. No iba a renunciar, decían sus amigos”.
Según reconstruyó el diario, las amistades de Newman compararon la ofensiva del fondo buitre Elliott sobre la Argentina con Moby Dick y Ahab.

Moby Dick, del escritor estadounidense Herman Melville, cuenta la travesía de un barco ballenero comandado por el capitán Ahab, en la obsesiva persecución de una gran ballena blanca.

“Newman se anotó anteriormente un triunfo con bonos peruanos en dificultades que tenían protecciones similares”, subraya el Wall Street Journal.

El diario cuenta que en 2009, Newman viajó a la Argentina para negociar un acuerdo, pero no obtuvo nada de lo que esperaba. En un momento dado, le preocupaba que “lo enviaran a una celda oscura”.

Pero la elección del presidente Mauricio Macri del año pasado le dio al señor Newman y sus colegas una nueva esperanza. El 18 de febrero, Newman y otros acreedores se reunieron con negociadores argentinos en las oficinas de Nueva York del mediador. Después de más de ocho horas, las dos partes acordaron los términos clave del acuerdo”, reconstruye el matutino.

Finalmente, detalla con precisión lo que sucedió en esa oficina. “Oh, Dios mío”, exclamó Jonathan Pollock, co-CEO de Elliott, cuando se selló el acuerdo. Corrió alrededor de una larga mesa para estrechar la mano de representantes argentinos y hubo abrazos de los representantes buitres. “Tenemos un trato”.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter