domingo 30 de abril del 2017

   

Ahora

Macri y el #Yerbatazo: “¿Qué trajo la desubicada ésta?”

Productores entregaron 30 mil paquetes gratis en Plaza de Mayo para visibilizar la crisis del sector. La reacción de Macri.
 

El anunciado yerbatazo de productores de Misiones se realizó en Plaza de Mayo donde entregan gratis 30 mil paquetes de yerba, con el objeto de denunciar que la industria le paga precios por debajo de lo establecido.

La medida busca que se cumplan los precios acordados que deben recibir por el producto en lugar de los $3 que reciben por kilo de yerba que se vende en góndola entre 50 y 60 pesos.

Macri se fue ayer del Congreso con una muestra del “yerbatazo”. La diputada misionera Cristina María Brítez (FpV) se acercó al Presidente para hacerle entrega de una bolsa de yerba, como otra forma de visibilizar el conflicto.

El Jefe de Estado pensó que era un regalo, desconociendo el reclamo y la situación de los yerbateros de Misiones. “¿Qué trajo la desubicada ésta?”, se lo escuchó al mandatario preguntar a Emilio Monzó.

El presidente de la Asociación Civil de Productores Yerbateros del Norte, Julio Peterson, aseguró que ya desaparecieron más de 4.000 productores.

“La solución de todo esto la tiene el Instituto Nacional de la Yerba Mate y el Ministerio de Agroindustria de la Nación, el ministro Buryaile debería estar dando respuestas urgente al sector productivo“, indicó Peterson.

“Nosotros en Andresito estamos haciendo ollas populares para contener las necesidades básicas de los productores”, agregó sobre la situación de esa ciudad misionera que se replicó en San Vicente, San Pedro y Santa Ana

Los denominados “tareferos” tenían previsto llegar a Plaza de Mayo el miércoles, pero se les impidió realizar la protesta por el operativo de seguridad montado por la apertura de sesiones ordinarias en el Congreso.

A DIOS LE PIDO

Mientras se llevaba a cabo un reclamo de yerbateros misioneros, un hombre permaneció rezando más de una hora frente a la Casa Rosada.

Fue identificado e interrogado por dos efectivos de la Policía Federal, quienes además requisaron sus pertenencias. “Me voy a quedar hasta que Dios ayude a Macri”, aseguró.