viernes 15 de diciembre del 2017

   

Ahora

 

YPF crece en el negocio petroquímico: adquirió el 50% de Petroken y el 46% de Petrocuyo

 

La petrolera estatal YPF invertirá 122 millones de dólares por la adquisición del 50% de las acciones de Petroken y el 46% de las acciones de Petrocuyo, ambas dedicadas a la producción y comercialización de polímeros.

“Esta adquisición está en línea con nuestra estrategia de seguir construyendo una compañía integrada, comprometida con la industrialización y el valor agregado de nuestra producción. El sector petroquímico tiene enorme potencial en Argentina y forma parte de la estrategia de crecimiento de YPF en un sector de gran competencia regional”, señalo Miguel Galuccio, presidente y CEO de YPF.

La operación anunciada hoy por la compañía a través de un comunicado está sujeta al cumplimiento de ciertas condiciones precedentes y se espera que su cierre se concrete antes de fin de año.

Una vez cerradas las operaciones, YPF quedará como socio del Grupo Inversor Petroquímico (GIP) con quien pasará a controlar, en partes iguales, el 100% de Petroken y el 92% de Petrocuyo.

Con estas adquisiciones, YPF vuelve a un segmento estratégico del sector petroquímico, del cual participó hasta la decisión de retirarse del mercado entre los años 2004 y 2005.

“La capacidad de volver a industrializar el propileno le permite a YPF agregar valor a este producto, y beneficia al país con el efecto multiplicador que la petroquímica genera en la economía”, se destacó en el comunicado.

YPF es productor de materias primas básicas, intermedias y especialidades de la industria petroquímica argentina. Cuenta con tres complejos industriales integrados operativamente con sus tres refinerías (La Plata, Plaza Huincul y Luján de Cuyo) maximizando el agregado de valor a la producción de hidrocarburos.

El comunicado de la empresa explica que con el propileno se produce polipropileno que es un insumo básico de la industria del plástico, donde participan más de 2.000 pymes que generan más de 30.000 empleos directos en el país.

El polipropileno se utiliza para la elaboración de una amplia variedad de productos, tales como cañerías, tapas de botellas, envases de comida y paragolpes de autos, entre otros.

El texto precisa que Petroken es una empresa argentina productora de polipropileno, propiedad en un 100% de LyondellBasell (NYSE: LYB), una compañía refinadora y química, productora de plástico y otros productos derivados, que opera 55 plantas en 18 países del mundo. Sus productos incluyen packaging, electrónica, autopartes, muebles, materiales de construcción y biocombustibles.

Su planta de polipropileno, con una capacidad instalada de 180.000 toneladas anuales, está ubicada en Ensenada, provincia de Buenos Aires, adyacente al Complejo Industrial La Plata de YPF.

Petrocuyo, que es también una empresa argentina, produce polipropileno y es controlada en un 92% por el Grupo Inversor Petroquímico (GIP) que pertenece a la familia Sielecki, y en un 8% al grupo industrial brasileño Kelvin Corp.

Su planta de polipropileno, con una capacidad instalada de 130.000 toneladas anuales, está ubicada en Luján de Cuyo, provincia de Mendoza, adyacente al Complejo Industrial Luján de Cuyo de YPF.

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter