sábado 7 de diciembre del 2019

   

Ahora

Zanella cerró su tercera planta en el año y despidió a 70 empleados

 

Todo tiempo pasado fue mejor. La frase popular se ajusta a la situación de las industrias en el país en general y, en particular, a la de Zanella. La empresa fabricante de motocicletas despidió hoy a 70 empleados y cerró su planta de la localidad de Caseros, la tercera que bajó sus persianas en el año.

El secretario de la Unión Obrera Metalúrgica de Tres de Febrero, Hernán Torres, confirmó que hoy unos setenta operarios no pudieron ingresar a la planta cuando llegaron para iniciar sus tareas cotidianas. «Alrededor de 70 personas llegaron a la planta y les entregaron una copia del telegrama de despido. La planta venía mal desde febrero y la empresa adeudaba parte de los sueldos y aguinaldos desde junio. A cada trabajador le deben unos $120.000», relató.

La planta de Zanella en Caseros era la más antigua de la empresa. En los telegramas de despido, explicó Torres, la empresa alude al artículo 247 de la Ley de Contrato de Trabajo, lo que permitiría pagar solo el 50% de la indemnización correspondiente por despido por “fuerza mayor” o “disminución de trabajo no imputable al empleador”.

De las cuatro plantas productivas que tuvo Zanella, hoy solo queda operativa una sola. Cerraron en Mar del Plata, en Cruz del Eje, Córdoba, y ahora en Caseros. En tanto que la fábrica San Luis realizó un ajuste de personal que afectó a unos 30 operarios.

“La empresa habla de baja de producción y caída en las ventas, pero nosotros estamos denunciando un desvío de bienes a una planta tercerizada en Boulogne. No queremos tomar la fábrica ni hacer ningún problema con los activos de la empresa. Queremos trabajar. Hay atrasos en los pagos desde junio, algunas semanas se pagaron $2.500 y la semana pasada salió un repro por $3.500, pero eso es mensual”, agregó Torres.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter