viernes 18 de octubre del 2019

   

Ahora

Cerró Cacciola, la empresa de transporte fluvial que unía Tigre con Uruguay

 

Cacciola dejó de operar. El tradicional servicio de catamaranes que unía Tigre y Carmelo, en Uruguay, dejó de navegar ayer, jaqueado por la crisis económica argentina y los altos costos operativos que tenía en el país.

El grupo Ersa Urbano, propietario de la compañía, le había informado de su decisión al director de Islas de la Provincia de Buenos Aires, Leonardo Gobelli, el viernes. Lo hizo a través de una nota en la que explicaba las dificultades económicas que enfrentaba.

La empresa argumentó que a partir de la fuerte devaluación del peso argentino cayó la cantidad de pasajeros que viajaban hacia Uruguay. Situación a la que debieron sumarle la suba de los costos y las altas tasas de interés que afectan a todos los sectores de la economía.

“Resulta imposible mantener el servicio de transporte fluvial internacional de pasajeros en las actuales condiciones sin afectar seriamente la continuidad de la empresa misma y poner en riesgo la totalidad de las fuentes de trabajo”, explicó la firma en su comunicado.

Cacciola tenía una flota de dos catamaranes con capacidad para 140 y 167 pasajeros cada uno. Empleaba en forma directa a alrededor de 30 personas y a otras 20 indirectamente (que dependían de la actividad de la firma).

Los empleados la firma ya recibieron los correspondientes telegramas de despido pero en el gremio aún no pueden confirmar si la firma abonará las correspondientes indemnizaciones.

Además de conectar Tigre con Carmelo, el servicio de Cacciola incluía la Isla Martín García, donde tenía un conocido restaurante llamado Fragata Hércules, cuyo edificio pertenece al gobierno bonaerense.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter