martes 28 de septiembre del 2021

   

Ahora

Chile contestó al reclamo argentino por la plataforma continental y consideró «inoficioso» entrar en un «debate público»

El canciller aseguró que "las autoridades argentinas fueron debidamente informadas en forma preliminar", y que en 2009, 2016 y 2020 el país chileno manifestó al nuestro que la petición no tiene validez
 

El ministro de Relaciones Exteriores de Chile, Andrés Allamand, contestó este jueves al reclamo argentino y aseguró que a su país le parece «inoficioso entrar en un mayor debate público» sobre el decreto firmado por el presidente de esa nación, Sebastián Piñera, que establece un nuevo límite de la plataforma continental.

A través de un video publicado en su cuenta de Twitter, declaró que “Chile favorece un diálogo razonado y constructivo con la República Argentina” y agregó que le parece “inoficioso entrar en mayor debate público”.

En ese sentido, agregó que “es importante dejar en claro que las autoridades argentinas fueron debidamente informadas en forma preliminar de la actualización de la carta número 8 y de su implicancia para la ‘medialuna’”. A su vez, aseguró que “en 2009, 2016 y 2020 Chile le manifestó a la Argentina que su pretensión era inoponible, haciendo reserva de sus derechos”.

Según informó Europa Press, Allamand explicó más temprano que «hay una continuidad histórica en la posición y en el planteamiento chileno» y agregó que «en 2009, cuando Argentina formuló su petición de una medialuna de plataforma continental extendida al sureste del Punto F, Chile señaló que esa pretensión era inoponible e hizo reserva de sus derechos».

«En el año 2016, cuando la Comisión de Límites de la Plataforma Continental de Naciones Unidas se pronunció respecto de esta pretensión argentina, también hubo un pronunciamiento en ese mismo sentido», detalló.

Por último, mencionó que «en 2020, cuando Argentina estableció a través de una ley en su Congreso los límites de la plataforma continental extendida, también Chile reiteró de que era una acción inoponible y hacía reserva de sus derechos».

De esta forma, dejó en claro que «Chile no concuerda» con la denuncia vertida por el Ministerio de Exteriores argentino, Felipe Solá, quien aseguró este miércoles que «la aspiración que Chile manifiesta extemporáneamente contradice la letra y el espíritu del tratado de paz y amistad de 1984, manifestando una vocación expansiva que Argentina rechaza. La citada pretensión resulta contraria al artículo 7 de dicho tratado”.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter