sábado 7 de diciembre del 2019

   

Ahora

CIDH: “El decreto de autoamnistia de Añez es nulo”

 

El relator especial sobre Libertad de Expresión para la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), Edison Lanza, se mostró preocupado por la represión en Bolivia, apuntó contra el decreto de impunidad para las fuerzas de seguridad e indicó que quieren “elecciones sin exclusiones”.

«La Comisión esta muy preocupada por lo que está pasando en Bolivia con la represión militar», advirtió en diálogo con FM Futurock y agregó que “es muy preocupante lo que está pasando con la libertad de expresión”.

Consultado por el decreto del gobierno de facto que brinda inmunidad para personal de las Fuerzas Armadas, indicó que “las violaciones a los derechos humanos no pueden ser amnistiadas por el Estado y son imprescriptible. Es un estándar desarrollado a partir de los casos gravisimos de dictadura y masacres en América Latina donde muchas veces los gobiernos se auto amnistían o a sus Fuerzas militares o los parlamentos posteriormente dictan leyes para exonerarlos de responsabilidad. En este caso es bastante insólito, porque se ha dictado antes de determinar los hechos. Sin dudas que a juicio de la comisión, son nulas este tipo de imposiciones”.

También adelantó la postura de la CIDH sobre una posible solución a la crisis y la violencia institucional: “Quisiéramos que en Bolivia existieran unas elecciones sin exclusiones”, indicó en referencia a la proscripción que impulsa el gobierno de facto para el partido MAS de Evo Morales tras el golpe de Estado.

En cuanto a la acusación de “sedición» a la prensa, dijo que “es un discurso que criminaliza a los periodistas y que los expone a una situación de violencia y de riesgo manifiesto. Hubo muchas agresiones”.

Por último, advirtió que “en Bolivia hay un gobierno de facto, y la responsabilidad de lo que está pasando ante posibles denuncias hoy sería de Añez”.

La CIDH anunció en un comunicado que realizará una visita de trabajo a Bolivia del 22 al 25 de noviembre con el objetivo de “observar la situación de los derechos humanos en el país”.