sábado 12 de junio del 2021

   

Ahora

Contraofensiva Montonera: condenan a prisión perpetua a cinco acusados por delitos de lesa humanidad

Además resolvió revocar el beneficio del arresto domiciliario en los casos en los que la situación de salud no lo impida. Los fundamentos del fallo se darán a conocer el próximo 10 de agosto
 

El Tribunal Oral Federal Nº 4 de San Martín condenó este jueves a prisión perpetua a los cinco acusados que llegaron a la etapa de sentencia, por crímenes contra 94 víctimas en la llamada “Contraofensiva Montonera” entre 1978 y 1980. Además, resolvió revocar el beneficio del arresto domiciliario en los casos en los que la situación de salud no lo impida. Los fundamentos del fallo se darán a conocer el próximo 10 de agosto.

Los genocidas condenados son Eduardo Ascheri, integrante de la Sección Operaciones Especiales (SOE) de Campo de Mayo, Jorge Bano, también integrante de la SEO, Marcelo Courtaux, jefe de Actividades Especiales de Inteligencia y Contrainteligencia del Destacamento de Inteligencia 201, Roberto Dambrosi, ex jefe de la Compañía de Actividades Psicológicas del Batallón 601 de Inteligencia y Luis Ángel Firpo, ex jefe de la Central Contrainteligencia y jefe de la División Seguridad del Batallón de Inteligencia 601.

En relación con el sexto acusado, Jorge Norberto Apa, el Tribunal resolvió suspender por diez días la continuidad del juicio hasta que una junta médica establezca si está en condiciones físicas y psíquicas de afrontarlo, ante un planteo de su defensa.

En la etapa de alegatos, Dambrosi, Bano y Firpo optaron por guardar silencio, en tanto que Courtaux y Ascheri hablaron ante los jueces para pedir ser absueltos.

Cortaux estuvo prófugo y fue detenido en 2017, en la causa por delitos cometidos como jefe del destacamento 201 de Campo de Mayo. «Está en juego mi libertad y sobre todo la felicidad de mi familia, especialmente la de mis hijos y nietos», dijo a los jueces al «ratificar» su «inocencia» frente a la «muy evidente orfandad de prueba», según dijo.

Ascheri, en tanto, sostuvo que estaba en el sur al momento de los hechos. «No formé parte ni supe de la existencia de la organización criminal y delictiva que llevó adelante un plan siniestro contra ciudadanos argentinos, hombres y mujeres de mi Patria», expresó.

El juicio comenzó hace dos años y el último fue realizado de manera remota por la pandemia de coronavirus. Si bien eran nueve los acusados, tres de ellos murieron en el transcurso del debate.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter