miércoles 8 de diciembre del 2021

   

Ahora

“Desabastecimiento”: la presión de empresarios para subir precios

 

Mario Grinman, presidente de la Cámara Argentina de Comercio y Servicios (CAC) aseguró que puede haber faltantes en las góndolas tras la oficialización del congelamiento de precios por 90 días dispuesto por la Secretaría de Comercio. La resolución retrotrae el precio de 1.432 productos al precio del 1° de octubre y estará vigente hasta el 7 de enero de 2022.

“Va a haber desabastecimiento, no tenga ninguna duda. Cuando se le termine al que ya tiene fabricado a ese producto, si eso le provoca pérdida no lo va a volver a fabricar porque no hay manera”, dijo el líder empresario en declaraciones a la radio santafesina LT9.

“Si yo soy un productor, si yo tengo un producto que no puedo tener rentabilidad no lo voy a fabricar porque no lo puedo volver a hacer. ¿Le voy a comprar al proveedor más caro de lo que puedo vender? No existe”, agregó.

“Es como si un eximio personal de la salud insistiera con un medicamento que nunca ha funcionado. Es muy raro porque los controles de precios nunca funcionaron En la historia, en el mundo y en la Argentina jamás desde que se comenzaron a implementar. El primero fue en el año 52 y después todos los gobiernos con algunas excepciones, incluyendo el Gobierno de [Mauricio] Macri hace unos años, implementó controles de precios. Nunca funcionaron, porque es una aspirina que calma el dolor momentáneo de una enfermedad muy difícil, muy compleja, y la enfermedad continúa”, comentó Grinman.

“Si eso fuera la solución para controlar la inflación, en lugar de ponerlo por 90 días pónganlo por 4, 5 o 10 años. Pero no funciona”, ironizó.

Para el dirigente, la complejidad que implica la determinación del precio de los productos es demasiado grande como para regularla de una manera efectiva.

Minutos después de sus declaraciones, Roberto Feletti secretario de Comercio escribió en su cuenta de Twitter respondiendo a los empresarios: «Ni amenazas a los argentinos y argentinas ni desabastecimiento. Lamentamos mucho este tipo de amenazas que no son a un Gobierno ni a una política, sino al Pueblo argentino» y agregó: «venimos de un tiempo muy duro y estamos tratando de salir adelante poniendo todos un poquito para que la Argentina se vuelva, definitivamente, social y económicamente sostenible. Siempre estaremos abiertos al diálogo y a la negociación, pero no en estos términos».

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter