lunes 9 de diciembre del 2019

   

Ahora

El tarifazo de Macri aumentó 1000% los ingresos de energéticas

 

El tarifazo en la era Macri que dolarizó los servicios públicos tuvo ganadores, pese a las boletas impagables para los usuarios. Las empresas de energía aumentaron en promedio sus ingresos en 995%, en los últimos tres años, según datos del último informe elaborado por el equipo de economistas de Economía UNDAV.

Este crecimiento extraordinario de los ingresos por ventas sin un correspondiente aumento de la producción ha permitido a las energéticas obtener rendimientos siderales. «Es así que en el bienio 2017- 2018 las empresas han obtenido resultados integrales que superan en todos los casos los 2 mil millones de pesos constantes del 2018», indica el documento.

Entre las empresas que más aumentaron nominalmente sus ingresos por ventas está Transportadora Gas del Norte que lo hizo en un 1475% en tres años. Le siguen con valores que superan el 1000% la petrolera Pampa Energía, que se ocupa de múltiples etapas en el proceso de producción, transporte y distribución de energía, con 1437%.

En tercer lugar, la distribuidora Edenor aumentó 1372%. Cuarta y quinta están las empresas subsidiarias de Ecogas, Distribuidora Gas Cuyana y Gas del Centro, con 1334% y 1054% respectivamente.

Le siguen, Camuzzi Gas Pampeana (1038%), Edesur (1006%), Edelap (971%), Naturgy Ban (929%), Metrogas (607%), Transener (405%) y Pan American Energy (308%). La que menos ha aumentado sus ventas, aunque sí lo hizo apenas por encima de la inflación, fue la estatal YPF, en un 179%. De esta forma, quitando a YPF, el crecimiento de los ingresos por ventas en promedio en los últimos 3 años alcanzó el 995%.

Los resultados integrales en dólares en estos tres años también han sido históricos. Pan American Energy ha sido la más beneficiada ya que ganó unos USD 1.338 millones. Le siguen TGN con USD 1.086 millones, Pampa Energía con USD 761 millones, Metrogas con USD 540 millones, Edelap con USD 289 millones, Transener con USD 246 millones.

Adicionalmente, en el bienio 2017-2018, en la rentabilidad sobre el patrimonio se destacan los casos de Edelap (70,7%), Camuzzi Gas Pampeana (45,4%), Edesur (44,6%) y TGN (42,3%). En el caso de la rentabilidad sobre los activos Edelap (25,9%), TGN (25,7%), Ecogas cuyana (24,6%), Transener (18,9%) y Ecogas del Centro (18,3%).

El informe de la UNDAV sostiene que el shock tarifario impactó en los hogares y empresas con aumentos que en algunos casos alcanzaron el 3000% acumulado en 3 años lo cual restó poder adquisitivo a las familias que debieron restringir otros consumos como alimentación y medicamentos, entre otros.

Pero aclara y subraya que «los márgenes de rentabilidad otorgados a las empresas de energía y la dolarización de las tarifas no contribuyeron a una mejora sustancial del servicio ni de las inversiones», una de las premisas de Cambiemos para justificar el tarifazo.

La producción de energía lejos de incrementarse, disminuyó como en el caso de la producción de petróleo (-13,2% en 2018 en relación a 2015), tanto de las empresas privadas (-21,4%) pero también en el caso de YPF (-4,3%), la mayor operadora del mercado.

«La caída en la producción no debe resultar ninguna novedad teniendo en cuenta que ante el desplome de la actividad económica, la demanda de energía se desploma y por lo tanto las empresas de energía reducen sus planes de producción. Las mayores ventas de exportación no han sido un vehículo suficiente para el incremento de la demanda de producción nacional», apunta.

La generación de energía eléctrica en el primer semestre del 2019, se han generado fue de unos 64 mil Gw/h, lo cual es un 5,3% menor a los 67,5 mil generados en el mismo periodo pero del 2015.

De la misma forma, la producción de gas ha descendido por debajo de los niveles del 2015 cuando en el primer de dicho año alcanzó los 11 mil millones de metros cúbicos. «A pesar del tarifazo en las facturas de gas natural, la producción en el primer semestre del 2019 estuvo por debajo de la del 2015 en 300 millones de metros cúbicos, una caída del 2,8%».

Las promesas de la Argentina en materia hidrocarbrífera es el yacimiento de no convencionales de Vaca Muerta. Sin embargo, el gas licuado de petróleo cayó un 11,4% y el Gas Oil un 5,4%. Uno de los principales motivos de estas caídas es la caída de la demanda doméstica.

«Con lo cual, en resumen, la política tarifaria y energética ha demostrado no traer beneficios tanto para el entramado productivo como a los hogares. Tampoco ha servido como una forma de conseguir los dólares suficientes por medio de la exportación que necesita la economía doméstica para crecer sustentablemente. En cambio, ha traído cuantiosas ganancias para las empresas del sector energético como indican los balances que las mismas deben presentar ante la Comisión Nacional de Valores por cotizar en bolsa», sentencia el documento.