domingo 20 de junio del 2021

   

Ahora

Fernández: «Podemos seguir poniendo camas de terapia intensiva, pero ya no tenemos médicos que las atiendan»

Durante una entrevista en un canal de YouTube, el presidente se refirió al efecto de las últimas medidas restrictivas, a las negociaciones con Pfizer y al cierre de las exportaciones de carne.
 

A una semana exacta del anuncio presidencial sobre las nuevas restricciones para mitigar el impacto de la pandemia en Argentina, el presidente Alberto Fernández ofreció esta noche una entrevista en un canal de YouTube y se refirió a la realidad sanitaria del país.

«Nadie sabe muy bien cómo sigue la pandemia. Hay quienes dicen que esta es una suerte de otra pandemia, que no es la misma que conocimos el año pasado. Pero ahora tenemos un año de experiencia, hay más cosas que sabemos y también hay más agotamiento, a todos nos molesta no poder movernos libremente», señaló Fernández en la charla con el periodista Pedro Rosemblat.

«Yo miro lo que pasa en Europa para darme cuenta lo que va a pasar. Vamos a ver los resultados de este encierro en unos días, pero yo creo que van a bajar los contagios y vamos a poder ordenar el sistema sanitario. Nosotros podemos seguir poniendo camas pero ya no tenemos médicos que las atiendan», analizó el presidente sobre el efecto de estos nueve días de confinamiento.

Además, Fernández se explayó sobre la llegada de vacunas y volvió a contar detalles sobre la negociación con el laboratorio Pfizer.

«Estamos teniendo un promedio de vacunación razonablemente bueno. No estoy del todo conforme porque me hubiera gustado que sea más rápida, pero a nosotros nos fue mejor que al resto. Vacunamos con vacunas de probada calidad. Además tenemos mucha gente por vacunar, somos muchos habitantes, pero ya casi cumplimos con la meta de vacunar con al menos una dosis a los mayores de 60 años».

Sobre Pfizer, el presidente repitió las «difíciles condiciones» que imponían desde el laboratorio durante la negociación de compra.

«La primera vacuna que aprobamos fue la de Pfizer. Yo no la quise comprar porque entre las condiciones iniciales que ellos pusieron, y que ahora están cambiando, comprometían al país en cosas que son muy difíciles de comprometerse. La negociación con Pfizer nunca se interrumpió, sigue hasta el día de hoy. Pfizer cumplió e incumplió en mucho con los países con los que firmó contrato porque prioriza la vacunación en Estados Unidos», detalló.

Consultado sobre la actitud de la oposición en relación a cada anuncio del Gobierno, Fernández comparó la situación con lo que sucede en España.

«La presidenta de Madrid (Isabel Ayuso) ganó la campaña prometiendo abrir las cervecerías. En Europa también tienen problemas con la oposición y con los grupos anticuarentena», dijo.

Sobre estos últimos, Fernández se refirió a los más jóvenes que participan de las marchas de reclamo.

«Hay pibes que creen que la revolución es no usar barbijos o no ponerse la vacuna. Y es muy grave que pase eso. Pero estamos en un tiempo donde la solidaridad es un hecho revolucionario. Nosotros en la pandemia estamos rompiendo la regla del posmodernismo, porque estamos promoviendo la solidaridad y no el individualismo», dijo.

«Vamos a lanzar una serie de medidas para jóvenes, para impulsarlos a buscar una salida pero dentro de este contexto. No hay ninguna política que diga ´salí y divertite´, porque en este momento no podemos hacerlo», completó el presidente.

Durante la entrevista, el mandatario también hizo mención al cierre de las exportaciones de los cortes de carne.

«Vamos a levantar el cierre el día que tengamos resuelto este tema de los precios, porque exportando el 30% de lo que se produce tenemos un problema enorme con los precios internos. La lógica indica que si vos no exportás, tenés más oferta y los precios bajan. Eso es lo que dice la lógica, aunque Argentina tiene otros factores», expresó Alberto Fernández.

Consultado sobre la posibilidad de liberar la exportación de cortes más caros y retener en el país los más populares, Fernández explicó qué imposibilita esa acción.

«Podríamos liberar la exportación de los cortes más caros. Pero cuando vas a la carnicería, el carnicero tiene media res colgada con peceto, vacío, matambre, entraña, todos los cortes. El carnicero paga una media res, no cada corte en particular. Los precios se componen en relación a lo que cuesta la media res. A partir del 1 de enero del año que viene le vamos a exigir a los frigoríficos que vendan la carne trozada», concluyó el funcionario.

Otro de los temas sobre el que dialogó Fernández fue el de la hidrovía. «La hidrovía venció en el 2011 y algunos funcionarios le dieron diez años más de vida. Y fueron los mismos compañeros que ahora me piden que me haga cargo del tema», respondió.

«La hidrovía es un problema que tenemos que resolver para conectar el norte del país con el Atlántico. Para que eso ocurra, necesitamos dragar mucho los ríos, pero el trabajo del dragado no lo puede hacer cualquiera. Hay muy pocas empresas en el mundo que hacen eso y estamos hablando de contratos millonarios. Entonces planteo que todas las provincias ribereñas participen en la licitación y administración de esos ríos, el Paraná y el Paraguay. Estamos llamando a una licitación internacional que es muy compleja», cerró el presidente.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter