lunes 14 de octubre del 2019

   

Ahora

General Motors extendió la suspensión de 2.500 trabajadores

 

La crisis en el sector automotriz no termina. General Motors anunció que decidió prolongar por una semana más el cierre de su planta de producción ubicada en General Alvear, en Santa Fe, por lo que unos 2500 trabajadores continuarán suspendidos.

La parálisis de la planta había sido prevista por un mes, entre el 15 de junio y el 15 de julio. Sin embargo, cumplido ese plazo, la compañía resolvió extender la medida una semana más, hasta el 23 de julio.

La automotriz comunicó a sus trabajadores que deberán adelantar vacaciones hasta tanto se venda parte del alto stock que tiene acumulada en playas y galpones. En el primer semestre, la empresa tuvo una caída de ventas del 59,6% y del 55,7% en los últimos 12 meses. Por las menores ventas, la compañía acumuló stock y tuvo que parar la producción.

La fábrica de General Alvear tiene 1500 operarios directos y otros 1000 que trabajan para la compañía de forma indirecta, por la tercerización de algunos servicios.

General Motors puso en marcha en noviembre del año pasado un plan de suspensiones rotativas que duró hasta abril de este año. En mayo la firma volvió a operar casi con normalidad, pero ante la acumulación de stocks por la falta de ventas y a pesar de estar produciendo en un solo turno, en junio decidió parar completamente durante un mes, que ahora se extiende a casi 40 días.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter