martes 26 de octubre del 2021

   

Ahora

Investigan al primer candidato de Martiniano en Quilmes por lazos con un empresario acusado de robar caños del Gasoducto del NEA

 

El primer candidato a concejal de Juntos en Quilmes, Ignacio Chiodo, está en el ojo de la justicia de Salta que investiga el robo de caños del Gasoducto NEA por formar parte del estudio que defiende a Matías Rossi, imputado por robo agravado y fraude a la administración pública en este caso. Incluso mientras formaba parte de la municipalidad quilmeña, Chiodo habilitó un lugar para que Rossi dejara los tubos que posteriormente se constataron como robados. El abogado es hombre de confianza de Martiniano Molina, ex mandatario de la localidad.

La Justicia salteña avanza en la investigación y la reciente detención en Quilmes de uno de los principales implicados en la causa, Adrián Antonio Vera, generó que el revuelo político sea incluso mayor en el entorno de Molina, candidato a diputado bonaerense por Juntos en las próximas elecciones.

Ocurre que Chiodo, primer postulante a concejal en Quilmes, hombre de confianza y ex funcionario de ese distrito durante la gestión de Molina -hasta diciembre de 2019-, forma parte del estudio de abogados que defiende al empresario Matías Rossi, imputado por robo agravado y fraude a la administración pública en el caso de la sustracción de caños del Gasoducto del NEA (Nordeste Argentino).

Se trata de una causa en la que se investiga el robo de al menos 52 de esos tubos y en la que Rossi, presidente de la empresa CoMarfil SA, está involucrado.

Es más, Chiodo, cuando era subsecretario de Coordinación Jurídica y Asuntos Penales de la Municipalidad de Quilmes, autorizó al empresario local Rossi a utilizar un predio en ese distrito del sur del Gran Buenos Aires donde luego aparecieron caños del gasoducto robados.

Si bien todo esto es materia de pesquisa judicial, la polémica se instaló en plena campaña electoral en torno del rol de Chiodo, primero relacionándose con el empresario acusado por robo cuando era funcionario de la gestión de Molina y luego, ahora, como parte de la defensa de Rossi.

Consultado al respecto por el portal de noticias NuevaBA, Molina describió a su candidato a concejal como “una persona de bien, de trabajo y un quilmeño que quiere a su ciudad”, aseguró que “la justicia avanzará como corresponde, nosotros estamos a favor de que la justicia actúe independientemente del poder político y de que la ley se haga cumplir”.

Según consignó NA, desde el entorno de Chiodo afirmaron que era su padre quien llevaba adelante la defensa de Rossi, pero el 24 de junio y el 29 de septiembre se vio al candidato a concejal actuando con su defendido.

La trama que investiga la Justica Federal de Salta

La Justicia también investiga las actuaciones de Chiodo, que justo antes de que concluyera el mandato de Molina en Quilmes, hacia fines de 2019, habilitó a Rossi a utilizar un predio de la firma PRESOL SA en donde luego aparecieron caños robados, llevados hasta allí usando presuntamente documentación ilícita.

Para la Justicia Federal de Salta, Rossi no podía desconocer que los caños eran de procedencia ilegal, pues tenían el número de serie limados. Durante la gestión de Molina se firmó un contrato de alquiler entre PRESOL SA y la Municipalidad de Quilmes para que en ese predio funcionara un depósito de vehículos secuestrados.

El abogado de esa empresa durante la firma del contrato era Amílcar Chiodo y sus dos hijos, Juan Manuel Chiodo e Ignacio Chiodo, eran en ese momento funcionarios municipales.

En la actualidad, Rossi goza del beneficio de una exención de prisión dictada luego de que la fiscal Ximena Santoro solicitara su detención, el 29 de marzo pasado, por considerar que cuenta con los medios suficientes para entorpecer la investigación y ocultar pruebas de alguno de los tres predios en los que se encontraron caños y vehículos involucrados en la causa.

En las últimas horas, el imputado colaborador Vera fue detenido en Quilmes, luego de que el juez de Garantías N°1 de Tartagal, Nelso Aramayo, ordenara su aprehensión en la causa que se le sigue en esa ciudad de la provincia de Salta.

El inicio de la causa y el robo millonario al Estado

Todo se destapó en septiembre de 2018, cuando funcionarios de Integración Energética Argentina, la ex ENARSA, presentaron una veintena de denuncias de robos de caños correspondientes a la emblemática obra Gasoducto del Nordeste Argentino (GNEA). Lo hicieron en la comisaría de Coronel Juan Solá (Morillo) y también en Aguaray, ambos municipios ubicados al norte salteño.

Por estos hechos relacionados con la sustracción ilegal de, al menos, ocho kilómetros de caños del GNEA, se inició un proceso judicial cuya instancia oral y pública se está llevando a cabo en estos días en la provincia de Salta.

En este marco, el titular del Juzgado de Garantías 1 de Tartagal, Nelso Aramayo, ordenó la semana pasada la detención de Adrián Antonio Vera, señalado como uno de los ideólogos de la millonaria estafa, tras su declaración bajo la figura de “imputado colaborador”.

Vera es sindicado como el responsable de trasladar los caños robados al predio de los Rossi.

Según la acusación, los imputados planearon el saqueo de 35 kilómetros del GNEA, que atraviesa Aguaray y parajes cercanos. En allanamientos realizados en esa zona y en Quilmes se recuperaron cerca de 260 caños. Toda es cantidad de cañería robada para reventa ilegal le había costado al Estado nacional la friolera suma de cerca de 13,5 millones de dólares.

SEGUÍ LEYENDO:

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter