miércoles 21 de octubre del 2020

   

Ahora

Clarín adelanta fallo de la Corte y dice que hará “trampa”

 

Crédito: Agencia Foto Sur

Luego que la Corte Suprema de Justicia se reuniera de manera virtual para analizar el caso de los jueces con traslados suspendidos, Leopoldo Bruglia, Pablo Bertuzzi y Germán Castelli, sin que del encuentro surgiera una posición de mayoría para definir el asunto, el diario Clarín adelantó este domingo cómo fallarán los cortesanos y fue más allá al asegurar que el máximo tribunal analiza hacer “trampa”.

“La Corte ratificará a los jueces desplazados, pero analiza opciones y una trampa para quedar bien con todos”, es el título del artículo de la edición del domingo. “Esta semana, los jueces Bruglia, Bertuzzi y Castelli volverán a sus destinos”, indica.

Tras esta afirmación, sostiene que “hay una trampa que podría convertir el blanco en negro: que los jueces sean ratificados en sus puestos, pero sólo como “subrogantes” -suplentes- hasta que el Consejo haga los concursos respectivos y seleccione las ternas para que el presidente elija a los candidatos a ocupar dos puestos en la Cámara Federal porteña -donde se revisan las decisiones de los doce jueces de instrucción- y uno en el Tribunal Oral Federal 7, que juzgará a Cristina Kirchner, sus ex funcionarios y decenas de empresarios en la causa de los Cuadernos de las Coimas”.

“Esa alquimia sería una especie de reinterpretación de la Acordada 7 de 2018, a la cual al menos dos de los tres jueces que la firmaron no estarían dispuestos a acompañar, pero que otro de ellos estaría ensayando como un ‘camino intermedio’ que busque contentar a todos”, agrega.

No es la única tapa en este sentido. El 2 de agosto, mientras el Congreso comenzaba a estudiar el proyecto de Ley de Reforma Judicial enviada por el Poder Ejecutivo, el multimedios indicaba que los cortesanos preparaban “más fallos contra el kirchnerismo”, como “golpe en medio de una puja de poderes”.

Clarín adelantó así decisiones del Máximo Tribunal que aún no vieron la luz y lo atribuyó a una “respuesta” de los magistrados ante el nuevo proyecto presentado por el presidente Alberto Fernández y girado al Congreso.

A instancias del presidente Carlos Rosenkrantz, la Corte declaró “adminisible” por unanimidad el pedido de salto por instancia de los tres jueces y de ese modo se comprometió a pronunciarse sobre el fondo de la cuestión, esto es, si Bruglia, Bertuzzi y Castelli fueron trasladados de acuerdo al trámite complejo que establece la obligatoriedad del acuerdo del Senado.

En su decisión, el tribunal consideró que “es preciso reconocer que el planteo constitucional ventilado en estas actuaciones excede el mero interés de las partes en el presente proceso y atañe al de la comunidad, desde que está en juego la interpretación constitucional de los traslados de los jueces federales”.

En función de buscar un fallo definitivo que zanje el conflicto de poderes, el máximo tribunal instruyó al Consejo de la Magistratura y al procurador interino, Eduardo Casal, para que en un plazo de 48 horas enviaran su opinión sobre los planteos de los magistrados.

En el caso del Consejo, que inició la revisión de todos los traslados de jueces desde 1998 en adelante a instancias del representante del Poder Ejecutivo en ese órgano, Gerónimo Ustarroz, la respuesta llegó antes del plazo prefijado y recomendó rechazar las pretensiones de los tres jueces.

Con la firma del presidente del Consejo, el juez civil Alberto Lugones, el escrito presentado a la Corte recordó sus competencias fijadas por la Constitución y que en el caso de los tres jueces su intervención se limitó «a la mera emisión de una recomendación al Poder Ejecutivo» para que revise esos traslados.

“Los recurrentes (Bruglia, Bertuzzi y Castelli) se han limitado a formular afirmaciones meramente dogmáticas sobre los agravios que, según su particular entender, podría ocasionarles la resolución 183/20, omitiendo indicar de modo preciso, en qué consistiría el supuesto gravamen al no haberse puesto en tela de juicio las garantías constitucionales de la inamovilidad y estabilidad en el cargo consagradas en el art. 110 de la Constitución Nacional”, señaló el titular del Consejo.

En cambio, el procurador Casal otorgó la razón a los jueces en su dictamen bajo el supuesto de que la revisión de los traslados llevada adelante por el Consejo de la Magistratura se realizó en base a normas posteriores y, en ese sentido, destacó «el principio de irretroactividad”.

“El principio de irretroactividad se erige como uno de los basilares de nuestro ordenamiento jurídico. Es fundamento de razón jurídica que toda regla de conducta dispone para el futuro”, sostuvo el procurador.

Con estos elementos, más los argumentos de los propios jueces y las posiciones que la misma Corte tomó sobre traslados de funcionarios, la última instancia de justicia deberá decidir si el trámite de Bruglia, Bertuzzi y Castelli se ajustó a la Constitución o no.

En marzo de 2018, Bruglia y Bertuzzi fueron trasladados del Tribunal Oral Federal 4 de la Ciudad de Buenos Aires -primera instancia-, a la Sala I de la Cámara Criminal Federal -segunda instancia-, mientras que Castelli pasó del Tribunal Oral Federal 3 de San Martín, provincia de Buenos Aires, al Tribunal Oral Federal 7 de la Ciudad de Buenos Aires.

Cuando la revisión dispuesta por el Consejo de la Magistratura pasó al Senado, el principal cuestionamiento de los senadores fue que no habían dado su acuerdo para esas funciones y citó a los magistrados para que ofrecieran su punto de vista, aunque prefirieron no hacerlo, y así los traslados fueron suspendidos por la Cámara Alta.

 

 


SEGUÍ LEYENDO:

ag

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter