domingo 9 de mayo del 2021

   

Ahora

La Corte Suprema falló en favor de las clases presenciales

El máximo tribunal consideró que "se violó la autonomía de la Capital Federal" en uno de los artículos del DNU presidencial, pero ratificó la constitucionalidad del decreto.
 

 

La Corte Suprema falló este martes a favor de las clases presenciales en la Ciudad de Buenos Aires haciendo lugar al pedido del Gobierno porteño por sobre el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que dictaminó el presidente Alberto Fernández y por el cual se suspendía la actividad en las aulas en el AMBA por la segunda ola de contagios de coronavirus.

Con el voto de los jueces Carlos Rosenkrantz, Ricardo Lorenzetti, Carlos Maqueda y Horacio Rosatti, el máximo tribunal concluyó que, con el artículo 2 del DNU 241/2021, “se violó la autonomía de la Capital Federal”, aunque ratificó que “no se declara la inconstitucionalidad del decreto”.

Por su parte, Elena Highton de Nolasco, que ya se había manifestado en contra de la competencia originaria del tribunal en este caso, se abstuvo.

En el fallo, la Corte señaló que «corresponde a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires —al igual que a las provincias— la atribución para decidir sobre los modos de promover y asegurar la educación de sus habitantes porque en consonancia con lo ya afirmado respecto de la autonomía porteña y del poder reservado en el art. 5°, la Convención Constituyente de 1994 introdujo a la educación entre las atribuciones de la policía del bienestar de las provincias, y expresamente incorporó como sujeto activo —y en igualdad de condiciones que las provincias—a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires».

Asimismo, destaca el artículo 125 de la Constitución Nacional que establece que “las provincias y la ciudad de Buenos Aires pueden conservar organismos de seguridad social para los empleados públicos y los profesionales; y promover el progreso económico, el desarrollo humano, la generación de empleo, la educación , la ciencia, el conocimiento y la cultura».

De este modo, la Corte avaló la postura del jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, quien no había acatado el DNU -que rigió hasta el 30 de abril- en el que se suspendía por 15 días la presencialidad en el AMBA, a fin de bajar los casos de coronavirus.

Si bien este decreto ya no está vigente, la medida se renovó con el último decreto de necesidad de urgencia dispuesto hasta el 21 de mayo. De esta manera, la Ciudad podrá mantener -como hasta ahora- las clases presenciales en los jardines de infantes y colegios primarios como ocurre desde el lunes, mientras que la secundaria puede continual de modo bimodal (virtual y presencial alternadamente) o volver a la presencialidad.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter