domingo 13 de octubre del 2019

   

Ahora

Macri cambió la mesa de los argentinos: menos carne y menos leche

 

El consumo de leche, carne, medicamentos, y demás bienes y servicios básicos se redujo fuerte en los últimos meses, según reveló el último informe del Observatorio de Políticas Públicas de la Universidad Nacional de Avellaneda (UNDAV). Es íntima la relación entre la caída del consumo y los aumentos de precios exorbitantes.

Por eso, algunos números del IPC marcan una suba del 162% para la harina de trigo, del 101% para los fideos secos, del 78,9% para el arroz blanco, del 78,4% para el pan francés, del 77,6% para los huevos y del 77% para el aceite.

Entre los productos que redujeron su nivel de ventas en 2018 se encuentra la leche fluida. La reducción del 1,5% del año pasado, se confirmó a partir del dato de enero, que muestra una aceleración al 5,8% de retracción interanual.

El informe detalla que otro de los ítems con importante merma en el consumo es el de carne vacuna. El 2018 cerró con una merma en el consumo promedio por habitante del 1,9%, la cual se potenció en el cierre de año, con diciembre cayendo al 13%.

IMG-20190404-WA0031

El segmento de servicios también muestra un desempeño magro en los últimos meses. Las conocidas subas tarifarias, que en el último año acumularon un 55,1% para servicios del hogar y 69,5% para transporte, se vinculan directamente con la disminición del consumo.

Por caso, analizando el índice de servicios públicos que reporta el Indec se tiene una baja del 0,8% para en el uso de transporte público, de 0,4% para el agua en red, del 1,6% para el gas natural y del 9,4% para la energía eléctrica.

consumo carne

Otro grupo de productos insustituibles que igualmente en los últimos años vio caer niveles de ventas son los medicamentos. El año 2018 cerró con una caída interanual del 1,86% en cuanto a las cantidades vendidas de diciembre.

Por su parte, el corriente año no muestra señales de recuperación: la venta de medicamentos disminuye 2,6% en el primer bimestre.

AUMENTOS POR LAS NUBES

Los bienes alimenticios básicos pero también otra clase de productos esenciales para un hogar como productos de limpieza e higiene personal, han tenido en su gran mayoría aumentos de precios por encima del nivel general del índice de precios medido por el INDEC a nivel nacional.

La harina de trigo común o los fideos secos tipo guisero aumentó un 162,1% y 101,0% respectivamente en apenas 1 año. Otros alimentos básicos también han tenido
fuertes incrementos como son el pan francés (78,4%), el arroz blanco simple (78,9%), la carne picada común (70,2%), el pollo entero (57,4%), el aceite de girasol (77%), la leche fresca (59%), los huevos de gallina (77,6%). Los productos de limpieza e higiene personal también han tenido tendencia similar como es el caso del detergente líquido (93,9%), la lavandina (79,2%) o el jabón de tocador (68,8%).

tarifazos

Esta situación presiona sobre los ingresos populares debiendo estos establecer una reducción de otros consumos para no reducir el de dichos bienes esenciales.

Pero los alimentos no han sido los únicos que han tenido un alza en los precios superior a la inflación general. Los servicios públicos, especialmente electricidad, gas, agua y transporte público, luego de la política de liberalización y dolarización tarifaria, han tenido durante todo el periodo.

«La evolución del rubro de Electricidad, gas y otros combustibles ha aumentado en un 61,4% en febrero comparado con igual mes del año anterior. Lo mismo ha ocurrido con el transporte público, que ha tenido una escalada del 76,9%. Si tomamos un periodo más largo, desde junio de 2017, la evolución de las tarifas de estos servicios ha crecido en un 167,7% y 106%, respectivamente», señaló la UNDAV.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter