lunes 6 de diciembre del 2021

   

Ahora

Macri volvió al país, pero mañana no se presentará en la causa por el espionaje a familiares del ARA San Juan

 

El expresidente Mauricio Macri regresó al país y definió que mañana no se presentará a prestar declaración indagatoria en el Juzgado Federal de Dolores.

El ex jefe de Estado está investigado en una causa que se abrió por el supuesto espionaje ilegal contra familiares de los fallecidos a bordo del submarino ARA San Juan, en noviembre de 2017.

Macri arribó este martes a la Argentina, a bordo de un avión de Iberia proveniente de Miami, Estados Unidos, un día antes de la fecha de la indagatoria que convocó el juez federal Martín Bava.

Su abogado, Pablo Lanusse, se presentó en el Juzgado de Dolores para acceder a las partes reservadas del expediente. Luego, se definió que Macri no se presentaría mañana a declarar.

Esta tarde el expresidente anunció que no se presentará ante la Justicia y afirmó que no permitirá «que se violen derechos y se abuse del poder con intenciones políticas que tiñen la verdad».

«Recién llegado, quiero contarles que mientras viajaba por trabajo fui citado a declarar y se me prohibió la salida del país por un juez de Azul interino en Dolores, manifiestamente incompetente.», escribió Macri en su cuenta de Twitter.

Y añadió: «Siempre estuve y estaré a disposición de la Justicia, pero no permitiré que se violen derechos y se abuse del poder con intenciones políticas que tiñen la verdad.»

En esta línea, el líder de Juntos por el Cambio (JxC) acusó al juez federal de Dolores, Martín Bava, de vulnerar sus «garantías desde el primer minuto».

«Me involucró en una causa que no corresponde investigar en Dolores y en la que no tengo nada que ver. Se trata, según me explicó mi abogado, de una imputación arbitraria donde se busca perseguirme», argumentó.

Asimismo, afirmó que para «perseguirlo», se utiliza «el dolor de los familiares» de los tripulantes del submarino. «Esto tristemente se vio en las fotos tomadas por la AFI (ex SIDE) de su actual titular, la expresidenta de la organización ‘Justicia Legítima'», dijo.

Además, el exmandatario remarcó que «no tiene nada que ver» con esta causa y que «jamás» espió o pidió que se espiara a las familias vinculadas con la tragedia.

No obstante, aseguró que seguirá presentándose en la Justicia «como siempre lo hizo» y «todas las veces que haga falta», y que no dejaré de plantear y cuestionar «todas las decisiones arbitrarias» que «violen los derechos que nos amparan a todos los ciudadanos.»

«Citarme en campaña, prohibirme viajar, la incompetencia de Bava resuelta por la Cámara Federal e irregularidades del juez denunciado por posibles falsedades en otro proceso y funcional a los intereses oficialistas recuerdan los atropellos de colegas como Oyarbide o F. Márquez», explicó.

Y agregó: «Por eso no me presentaré mañana hasta que los planteos que hará mi abogado sean resueltos para garantizarme el debido proceso y la defensa en juicio».

Al concluir con su hilo, Macri llamó a la Justicia a «honrar a sus ciudadanos» y a «no permitir decisiones como éstas que atentan contra la independencia de los jueces y aumentan la desconfianza en su funcionamiento», sentenció.

Y finalizó: «Por todo eso, mi abogado hará todos los planteos que correspondan para corregir esta situación y oportunamente, de ser necesario, me presentaré para responder, como siempre lo hice, estas falsas acusaciones.»

A Macri se le imputa que, siendo Presidente, «ordenó y posibilitó la realización sistemática de tareas de inteligencia expresamente prohibidas por la ley 25.520 y sus modificatorias, consistentes en la obtención de información, producción de inteligencia y almacenamiento de datos sobre personas, por su opinión política o su pertenencia a organizaciones partidarias, sociales, sindicales, comunitarias y de Derechos Humanos».

«Entre esas tareas de espionaje prohibidas por ley, se le imputa haber ordenado y posibilitado la realización de numerosas de ellas con el propósito de obtener datos personales e información de los familiares y allegados de los tripulantes del submarino ARA San Juan», detalló Bava en la resolución del 1 de octubre con la que lo convocó a indagatoria.

El magistrado señaló que «es claro que estas acciones ilegales no fueron ejecutadas por los agentes de base que por motu propio realizaron este espionaje ilegal, sino por el contrario, partieron de un interés político nacional que, en el final de la cadena, respondía al entonces Presidente de la Nación, Ing. Mauricio Macri».

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter