jueves 29 de octubre del 2020

   

Ahora

Malvinas: cambian equipo “M” que concedió demandas a Londres

 

El gobierno de Alberto Fernández comenzó a realizar cambios en el equipo diplomático que accionó bajo la gestión Cambiemos en el marco del acuerdo firmado con el Reino Unido y fue a la ONU con el reclamo de soberanía por las Islas Malvinas.

Daniel Filmus, flamante secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, se encuentra en Nueva York para participar de la Mesa del Comité Especial de Descolonización de las Naciones Unidas (C-24), y se reunirá con María Luiza Ribeiro Viotti, jefa de Gabinete del Secretario General de la ONU, Antonio Guterres, y con los miembros de la Mesa del Comité de Descolonización.

“Nos reunimos con el objeto de profundizar el pedido que tiene hecho Argentina para que haya una gestión de buenos oficios del Secretario General de Naciones Unidas porque desde 1965 que la ONU viene resolviendo que los dos países deben resolver la cuestión de la soberanía de Malvinas mediante el diálogo bilateral pero el Reino Unido mira para el otro lado pero le vamos a pedir al Secretario General de Naciones Unidas que permita avanzar en el diálogo que es la única manera de resolver el diferendo”.

En diálogo con El Destape Radio desde Nueva York, el funcionario explicó que “también nos va a recibir la Comisión de Descolonización y vamos a plantear fuertemente la posición de la Argentina y particularmente del Gobierno de Alberto Fernández. Hay un conjunto de acciones unilaterales del Reino Unido que desoyen totalmente las resoluciones de Naciones Unidas y planteando la negativa del Reino Unido a negociar”.

“La resolución 3149 dice que ninguno de los países puede hacer acciones unilaterales en la zona de litigio sin aprobación del otro pero el Reino Unido ha colocado una base militar y es un hecho gravísimo. También se lleva la pesca que es de 44 millones de argentinos y también intentan explotar hidrocarburos”, explicó Filmus.

Tal como indicó el Presidente en su discurso de asunción, “para la democracia argentina no existe otro camino que el de la diplomacia y la paz para hacer valer su demanda”, recordó la Cancillería.

Se destacó además que “la relevancia fundamental de este órgano fue reconocida por la Corte Internacional de Justicia en su Opinión Consultiva respecto del archipiélago de Chagos, en la que resaltó el rol de la Asamblea General y su importancia en los procesos de descolonización”.

“Ese tribunal estableció que es aquel órgano representativo de la ONU -y no la potencia colonial, como lo afirma el Reino Unido en la «cuestión Malvinas»- el que debe indicar las formas de poner fin a las situaciones coloniales conforme la función que le otorga la Carta de las Naciones Unidas. La Argentina valora y agradece la importante labor que lleva adelante el Comité”, amplió.

Por otra parte, el Gobierno ya solicitó el regreso de Carlos Sersale y Carlos Foradori, ambos designados por Mauricio Macri en el Reino Unido y ante organismos internacionales respectivamente.

BOLETIN OFICIAL I. El pedido de traslado de Foradori en el decreto 83/2020 con la firma del Presidente, Santiago Cafiero y Felipe Solá.

BOLETIN OFICIAL I. El pedido de traslado de Foradori en el decreto 83/2020 con la firma del Presidente, Santiago Cafiero y Felipe Solá.

El martes 13 de septiembre de 2016 los argentinos amanecimos con el acuerdo conocido como “Foradori–Duncan» que, bajo la forma de un “comunicado conjunto”, fue firmado por los vicecancilleres de Argentina y el Reino Unido para remover las restricciones a la exploración de petróleo y pesca en el área de las Islas Malvinas, uno de los principales reclamos de Londres.

El acuerdo además permite conceder a los británicos el petróleo, la pesca y la navegación en el área de las Malvinas.

El reclamo por los derechos soberanos sobre las Islas Malvinas, sometidas a la ocupación británica desde 1841, sólo interrumpida entre abril y junio de 1982, tiene categoría de política de Estado.

La declaración firmada con el Reino Unido dice textualmente: “Se acordó adoptar las medidas apropiadas para remover todos los obstáculos que limitan el crecimiento económico y el desarrollo sustentable de las Islas Malvinas, incluyendo comercio, pesca, navegación e hidrocarburos”.

Eso significa que el acuerdo permite anular las restricciones al desarrollo de la industria del gas y el petróleo en los alrededores de las disputadas islas Malvinas.

El gobierno de Macri y el Reino Unido dieron también un paso en el tema de los vuelos hacia las Islas Malvinas, pero desde terceros países y sin el servicio de Aerolíneas Argentinas, todas exigencias de los británicos. Así se desprendió del comunicado de los kelpers, que difiere del emitido por la entonces administración de Cancillería argentina.

“DEAR PRESIDENT MACRI”. El día que Londres pidió la exploración sin restricciones del petróleo de Malvinas.

La postura para que Aerolíneas Argentinas no opere en la ruta a Malvinas fue defendida fuertemente por consejeros de las islas Malvinas Mike Summers y Phyl Rendell, que estuvieron presentes en la reunión reservada con la comitiva argentina, que encabezó el diplomático Villagra Delgado.

En agosto de 2016 la primera ministra de Reino Unido, Theresa May envió una carta a Macri en la que reclamó que se levanten las restricciones para la explotación petrolera del área y vuelos directos a las Islas. Ambas solicitudes son atendidas por Cambiemos.

A través del Boletín Oficial, la Casa Rosada también anunció la vuelta del embajador en Londres, Carlos Sersale quien protagonizó un escándalo diplomático inédito: en una publicación realizada en Twitter reconoció al ilegítimo gobierno de las islas Malvinas como “las máximas autoridades de las islas”.

BOLETIN OFICIAL II. El pedido de traslado del embajador Sersale.

BOLETIN OFICIAL II. El pedido de traslado del embajador Sersale.

Sersale publicó un mensaje en sus redes sociales con motivo de la visita al Cementerio de Darwin del titular de Aeropuertos Argentina 2000, Eduardo Eurnekian, quien colaboró con el viaje a las islas de familiares de los soldados caídos en la guerra de 1982.

“Colaboración, agradecimiento y reunión cumbre en Malvinas: Eduardo Eurnekian fue recibido por las máximas autoridades de las islas”, escribió Sersale en su cuenta de Twitter, junto con una foto de Eurnekian abrazado al gobernador ilegítimo de Malvinas, Robin Christopher, y al embajador británico en la Argentina, Mark Kent. También estuvo Fergus Cliff, comandante de las Fuerzas Armadas de las islas, y Roger Spink, miembro de la Asamblea Legislativa malvinense.

Sersale dijo que todo se debió a “un error”, producto de haber republicado en Twitter una nota de Infobae. “En este caso puntual, el título del artículo en cuestión reprodujo el original publicado en Infobae en esta misma fecha. Al constatar el error, el tweet fue modificado, eliminando el error dentro de la hora de su publicación”, detalla en su misiva.

Otro punto que podría ser analizado son las adjudicaciones que otorgó la administración Macri a empresas británicas áreas off shore para la exploración petrolera en una de las cuencas que involucra a Malvinas, a cien kilómetros de las Islas.

Antes de retirarse de la Casa Rosada, Cambiemos oficializó los permisos definitivos para la exploración y explotación de hidrocarburos en el mar argentino a un grupo de empresas entre las que se encuentran las británicas British Petroleum y Tullow Oil. A esta última se le adjudicaron tres áreas de la Cuenca Malvinas Oeste, a cien kilómetros de las Islas, dos de las cuales compartirá con Wintershall y Pluspetrol.

Por la resolución 598 le otorgó a Tullow Oil un permiso de exploración sobre el área MLO_122 con el objeto de realizar tareas de búsqueda de hidrocarburos, en una superficie de 4.420,50 kilómetros cuadrados.

La resolución 603 otorgó a las empresa británica, a Pluspetrol Sociedad Anónima y Wintershall DEA Argentina Sociedad Anónima un permiso de exploración sobre el área MLO_119, con una superficie de 4.546,40 kilómetros cuadrados.

Y con la resolución 604, la Secretaría autorizó a Tullow Oil, Pluspetrol y Wintershall para que exploren sobre el área MLO_114, sobre una superficie de 5.942,34 kilómetros cuadrados.

Todas son áreas de la Cuenca Malvinas, a sólo 100 kilómetros de nuestras Islas. De esta manera se consolida el interés económico británico en una zona de altísima trascendencia geopolítica. “El titular de la concesión tendrá la libre disponibilidad de los hidrocarburos producidos en esa área”, indica uno de los artículos de las resoluciones que más preocupan.

El senador nacional del FPV-PJ, Marcelo Fuentes, y el director del Observatorio OETEC, Federico Bernal, presentaron en junio un amparo para que se dicte una medida cautelar urgente y se suspenda el procedimiento que tiende a otorgar el título definitivo de los permisos de exploración y explotación a favor de las empresas británicas en territorio de islas Malvinas.

“Todo acto administrativo que esté viciado de nulidad es revisable”, subrayó Fuentes.

En tanto, Bernal destacó que “Tullow Oil no es cualquier empresa británica, ya operó para los kelper en 2017 y reconoció como legítimo al gobierno colonialista. Oficializaron estos contratos de concesión con una empresa que ha violado la soberanía argentina, la Constitución Nacional y las resoluciones de Naciones Unidas respecto de la disputa de soberanía”.

Equinor tiene dentro de su directorio a Anne Drinkwater, que no solamente fue directora de Tullow entre 2012 y 2018, sino que mientras ocupó ese cargo fue asesora petrolera de las autoridades ilegítimas e ilegales en Malvinas.

OETEC reveló que en 2013 Drinkwater elaboró para los kelpers una hoja de ruta al 2018 con recomendaciones para “el éxito de la actividad hidrocarburífera alrededor de las islas”.

Además la empresa británica Tullow Oil operó 7 licencias otorgadas por los kelpers en la Cuenca Malvinas Sur en 2007, licencias que terminaron en manos de Rockhopper, que también opera en la Cuenca Norte de las Islas Malvinas.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter