miércoles 23 de octubre del 2019

   

Ahora

Nuevo giro del BCRA: venderá dólares en la zona de no intervención

 

El Banco Central anunció el fin de su esquema de zona de «no intervención» minutos antes del inicio de la operatoria en el mercado de cambios. Con el objetivo de lograr un dólar calmo cuando faltan seis meses para las elecciones presidenciales, pidió permiso al Fondo Monetario Internacional para vender divisas aun cuando el billete verde se encuentre debajo de los $51 , techo de esta banda de «libre flotación».

La entidad monetaria argumentó que la iniciativa responde a «reforzar el sesgo contractivo de la política monetaria, interviniendo en el mercado cambiario para reducir más agresivamente la cantidad de pesos y de esta manera contribuir al adecuado funcionamiento de dicho mercado».

Especificó que «podrá realizar ventas de dólares aún si el tipo de cambio se ubicara por debajo de $51,448, cuyo monto y frecuencia dependerán de la dinámica del mercado».

«Si el tipo de cambio se ubicara por encima de $51,448, el BCRA incrementará de USD 150 a USD 250 millones el monto de la venta diaria estipulada hasta ahora», puntualizó.

Por su parte, el FMI permitió la jugada del Central y señaló que la entidad asume «medidas importantes» ante la volatilidad financiera. «Nosotros respaldamos estas medidas, que están bien calibradas para el desafío que está enfrentando la Argentina», expresó Gerry Rice, vocero del organismo multilateral.

A mitad de abril, la entidad que preside Guido Sandleris anunció su decisión de congelar la zona de no intervención con un piso de $ 39,75 y un techo de $ 51,45, por lo que dejó de actualizarse a diario para mantenerse fijo hasta fin de año.

Ahora volvió a cambiar de táctica y venderá dólares dentro de la zona de no intervención.

El economista Sergio Chouza aseguró que con esta medida «el BCRA dispone todo su armamento para garantizar la estabilidad del tipo de cambio, con el único propósito de ayudar al Ejecutivo a ganar la elección. Nuevo volantazo en la política monetaria. Y van.»

Además se preguntó «con qué autoridad el FMI va a venir a rechazar una renegociación con condiciones más justas, habiéndose jugado en una postura tan irresponsable de otorgar un préstamo pura y exclusivamente para financiar la fuga de capitales».

Por su parte, el economista Julián Guarino señaló que no existe más la llamada “Zona de No Intervención”. «A partir de ahora el BCRA puede vender todos los dólares que quiera (mientras tenga reservas)».

Martín Vauthier, director de Estudio Eco Go indicó que la medida «se hace al costo de seguir cambiando reglas (algo esperado dada la inconsistencia dinámica de está en particular). Es fundamental que las mismas se diseñen para ser cumplidas en el escenario base y no sólo en el positivo. Sólo así pueden ser creíbles».

El analista financiero Christian Buteler señaló que antes el BCRA tenía las cartas marcadas y con «este cambio le da mayor poder de fuego, antes todos sabíamos cuando podía y cuando no intervenir».

Si bien consideró «positivo» el cambio, advirtió que «no todo es color de rosas, poder intervenir no significa que lo haga bien. Hace 1 año, cuando podía intervenir, perdió u$s 20.000 millones con sus intervenciones».

«Si la intervención no es efectiva el BCRA corre el riesgo de volver a perder muchos u$s (cantidad) para evitar llegar a un determinado precio pero una vez acabado esos u$s te quedas con el mismo problema y sin reservas», concluyó.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter