viernes 4 de diciembre del 2020

   

Ahora

PAMI recuperó 37 mil insumos médicos que dejó sin entregar el macrismo

 

La Directora Ejecutiva de PAMI, Luana Volnovich, anunció este miércoles la recuperación de 37 mil insumos médicos abandonadas en distintas droguerías de todo el país y puso de manifiesto el estado de desidia de la obra social de los jubilados y las jubiladas heredara de la gestión anterior.

«Esto es una demostración de desidia y de un Estado que no controlaba», afirmó la funcionaria durante la recorrida por el depósito del Correo Argentino, en Tortuguitas, donde se comenzaron a almacenar los insumos recuperados.

Al trabajo de recuperación se agrega ahora la tarea de chequear y desechar los insumos vencidos para luego poner en marcha la logística de distribución por lo que desde el organismo quieren «acelerar la entrega de estas cajas cuanto antes».

DESIDIA PRO.  En un depósito del Correo Argentino juntaron miles de cajas con bolsas de ostomía que estaban arrumbadas en distintas drogerias de todo el país. Volnovich se hizo presente en el depósito de Tortuguitas junto a Vanesa Piesciorovski, directora de la empresa postal.

DESIDIA PRO. En un depósito del Correo Argentino juntaron miles de cajas con bolsas de ostomía que estaban arrumbadas en distintas drogerias de todo el país. Volnovich se hizo presente en el depósito de Tortuguitas junto a Vanesa Piesciorovski, directora de la empresa postal.

En detalle, las nuevas autoridades del PAMI encontraron 41 mil cajas que contienen entre 10 y 30 bolsas de ostomía de distintas características. De ese total ya se recuperaron 37 mil cajas que se encuentran ahora en la sede de Tortuguitas y en otros depósitos distribuidos en las provincias.

Por eso, la primera tarea fue relevar dónde estaban estos insumos, reunirlos en depósitos y centros de distribución del Correo como este y otros que están en distintos puntos del país y comenzar la distribución de manera urgente», precisaron desde el PAMI.

Se denomina ostomía a una apertura creada quirúrgicamente en la pared abdominal que permite una comunicación entre un órgano interno y el exterior, con el fin de eliminar los productos de desecho del organismos hasta la bolsa recolectora adherida al abdomen.

SALUD. PAMI atraviesa una emergencia económica porque la gestión anterior dejó una deuda de 19.000 millones de pesos, sobre todo con el sector farmacéutico.

SALUD. PAMI atraviesa una emergencia económica porque la gestión anterior dejó una deuda de 19.000 millones de pesos, sobre todo con el sector farmacéutico.

Los problemas con la distribución de dichas bolsas vienen registrándose desde noviembre. Su entrega está interrumpida desde el año pasado. Entre las cajas halladas hay vencidas, rotas o mal almacenados que no se pueden recuperar. Algunos insumos permanecieron abandonados desde 2017.

Cada una de estas cajas contiene entre 30 y 10 bolsas para ostomías, y tienen un valor que oscila entre los 3 mil y los 4 mil pesos, de acuerdo a lo detallado desde el organismo.

Ante la gravedad por la situación heredada, la titular del PAMI reafirmó su compromiso en favorecer la accesibilidad a una cobertura médica segura, efectiva y eficaz. “Es una tarea bastante triste porque estamos relevando los kit de ostomía que se están pudriendo o venciendo, cuando hay 8.000 afiliados que están esperando los insumos”, aseguró.

Además de los problemas en las entregas, lo que también se verificaban eran dificultades para realizar los reintegros a los afiliados, quienes ante la carencia del insumo, terminaban pagando de su bolsillo las cajas, pero tampoco obtenían el rembolso.

Volnovich se hizo presente en el depósito de Tortuguitas donde denunció la postal de la desidia sanitaria que, en este caso, atenta contra la calidad de vida de la población paciente ostomizada. Estuvo acompañada por Vanesa Piesciorovski, directora del Correo Argentino.

En el recorrido, conoció a Mónica -trabajadora del Correo- que le contó las dificultades que atraviesa su tía ostomizada para conseguir las bolsas recolectoras. También charló con Josefa, quien tuvo que utilizar el bono de fin de año del haber jubilatorio para comprar el insumo que no conseguía.

«Tuve que pagarme la medicación de mi bolsillo. Por día tenía que usar hasta tres bolsas y cada caja me costaba hasta 3.500 pesos. No me hacían los reintegros y me gaste en remedios la plata del bono del último aumento que nos dieron», indicó la mujer, que se jubiló con la moratoria que se aplicó durante el gobierno de Néstor Kirchner.

Volnovich adelantó que la intención es que el PAMI primero normalice las entregas y luego, con la ayuda del Correo, lleve estas cajas a los afiliados que las demandan.

“Lo que hemos visto en PAMI a nivel gerencial es que desde hace cuatro años no se cuida a los afiliados, no hubo desde la conducción del organismo una intención de cuidarlos. Los adultos mayores son, junto a los niños, los sectores más vulnerables de la sociedad. Y el Estado tiene que tener políticas activas para ellos”, concluyó Volnovich.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter