miércoles 28 de septiembre del 2022

   

Ahora

Patricia Bullrich se reunió con los jueces que juzgan a CFK

 

Los jueces del Tribunal Oral número 2 Jorge Gorini y Rodrigo Giménez Uriburu, que llevan adelante el juicio por la Obra Pública en Santa Cruz, se reunieron en 2018 con Patricia Bullrich en su despacho, cuando la entonces funcionaria de la Nación era también denunciante en el caso.

El encuentro entre Bullrich y Giménez Uriburu quedó marcada en el Registro Único de Audiencias en la fecha del 23 de agosto de 2018, que dio a conocer Página12. En ese momento, los jueces ya tenían a su cargo el juicio oral contra Cristina Kirchner y otros integrantes de su gobierno por el supuesto beneficio que recibió Lázaro Báez en el Obra Pública.

El motivo que alegaron para justificar la reunión fue «tratar proyectos de ley para la lucha contra el narcotráfico os (SIC) que incumplen su función dentro de las fuerzas».

En tanto que la reunión entre la entonces ministra de Seguridad y Gorini fue también el 23 de agosto, aunque también mantuvieron encuentros previos -en 2017- para supuestamente debatir temas acerca de la «corrupción en las fuerzas de seguridad».

 

Cristina Kirchner recusó a Uriburu y Luciani luego de que se publicaran las fotos que los mostraba juntos durante un partido de fútbol. «He instruido a mi abogado para que mañana a primera hora recuse a los jugadores de fútbol. El Poder Judicial argentino apesta», anunció.

Beraldi pidió hacer uso de la palabra al inicio de una nueva audiencia del juicio oral en la llamada causa Vialidad, pasadas las 8.30 y aseguró que con los pedidos de apartamiento del fiscal Diego Luciani, del juez Rodrigo Giménez Uriburu y ahora de Gorini busca «garantizar que el juicio se desarrolle conforme a las reglas del debido proceso legal» y aseguró: «No hay otro propósito»

«Es falso absolutamente decir que con una recusación uno no quiere contestar los cargos. Ya vamos a demostrar en el alegato que las imputaciones que se están efectuado en esta causa con tanto énfasis, no son ciertas», sostuvo Beraldi.

Beraldi pidió hacer uso de la palabra al inicio de una nueva audiencia del juicio oral en la llamada causa Vialidad, pasadas las 8.30 y aseguró que con los pedidos de apartamiento del fiscal Diego Luciani, del juez Rodrigo Giménez Uriburu y ahora de Gorini busca «garantizar que el juicio se desarrolle conforme a las reglas del debido proceso legal» y aseguró: «No hay otro propósito»

«Es falso absolutamente decir que con una recusación uno no quiere contestar los cargos. Ya vamos a demostrar en el alegato que las imputaciones que se están efectuado en esta causa con tanto énfasis, no son ciertas», sostuvo Beraldi.

Beraldi pidió hacer uso de la palabra al inicio de una nueva audiencia del juicio oral en la llamada causa Vialidad, pasadas las 8.30 y aseguró que con los pedidos de apartamiento del fiscal Diego Luciani, del juez Rodrigo Giménez Uriburu y ahora de Gorini busca «garantizar que el juicio se desarrolle conforme a las reglas del debido proceso legal» y aseguró: «No hay otro propósito»

«Es falso absolutamente decir que con una recusación uno no quiere contestar los cargos. Ya vamos a demostrar en el alegato que las imputaciones que se están efectuado en esta causa con tanto énfasis, no son ciertas», sostuvo Beraldi.

Beraldi pidió hacer uso de la palabra al inicio de una nueva audiencia del juicio oral en la llamada causa Vialidad, pasadas las 8.30 y aseguró que con los pedidos de apartamiento del fiscal Diego Luciani, del juez Rodrigo Giménez Uriburu y ahora de Gorini busca «garantizar que el juicio se desarrolle conforme a las reglas del debido proceso legal» y aseguró: «No hay otro propósito».

«Es falso absolutamente decir que con una recusación uno no quiere contestar los cargos. Ya vamos a demostrar en el alegato que las imputaciones que se están efectuado en esta causa con tanto énfasis, no son ciertas», sostuvo Beraldi.

El abogado de la Vicepresidenta recusó ahora a Gorini a raíz de una publicación del diario Página/12 en la cual se informó de encuentros del juez con la entonces ministra de Seguridad Patricia Bullrich, durante el macrismo, a los que también asistió Gimenez Uriburu.

Beraldi amplió la recusación a Giménez Uriburu y Gorini por estas reuniones en el Ministerio de Seguridad y Gorini respondió de inmediato en la audiencia, al sostener que uno de esos encuentros tuvo que ver con la difusión de fotos «en pijama» del exvicepresidente Amado Boudou el día de su detención.

Gorini explicó que tenía a cargo la causa por la tragedia del tren de Once, en la cual se ordenarían detenciones de exfuncionarios con condena firme y pidió la reunión para garantizar que se evitaran situaciones como ésta.

«Esto no figura en la publicación», aseguró Gorini y agregó que la segunda reunión fue por un tema de su seguridad personal, al pedirle a Beraldi que considere si materializaría la recusación que expuso de manera oral en la audiencia.

El abogado ratificó su intención de presentar por escrito la recusación.

Al finalizar la exposición de Beraldi, estaba previsto el inicio de las respuestas de los fiscales Luciani y Sergio Mola a las recusaciones presentadas en su contra.

A la audiencia no asistía el juez Giménez Uriburu, ya que al estar recusado no puede participar de una futura decisión sobre el apartamiento de los fiscales.

Luciani responderá de manera oral a los cuestionamientos por haber integrado un equipo de fútbol junto a uno de los jueces del Tribunal Oral Federal 2 Rodrigo Giménez Uriburu y disputado un encuentro en la quinta Los Abrojos, del expresidente Mauricio Macri.

Por ese motivo, el fiscal fue recusado por las defensas que plantearon que debe apartarse del juicio por supuesta falta de «objetividad».

La defensa de la expresidenta postuló además que debe declararse la nulidad de todo lo hecho por Luciani hasta el momento, a raíz de ese vínculo de «amistad» con uno de los magistrados que debe emitir veredicto.

Tras los descargos, los pedidos de apartamiento serán resueltos por los otros dos jueces del TOF2, Jorge Gorini y Andrés Basso y su decisión será apelable ante la Cámara Federal de Casación.

La fiscalía lleva adelante el alegato final en el juicio que se sigue a la Vicepresidenta, exfuncionarios nacionales, de Vialidad de la provincia de Santa Cruz y a Báez por el supuesto direccionamiento de la obra pública en esa provincia a favor de empresas de este último entre 2003 y 2015.

El Tribunal resolvió que los reclamos de apartamiento de los fiscales y el juez se tramiten de manera paralela al desarrollo de las audiencias de debate.

El juicio está en etapa de alegatos finales y la fiscalía expone su acusación desde hace diez días.

[fbcomments]
 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter