martes 19 de enero del 2021

   

Ahora

Primera reunión del comité para planificar la vacunación contra el coronavirus

 

El Gobierno nacional prevé iniciar la vacunación para la prevención del coronavirus en la primera quincena de enero, anunció el ministro de Salud, Ginés González García, quien también informó que se firmaron contratos para asegurar la provisión del medicamento.

González García hizo los anuncios luego de una reunión de altos funcionarios que integran el Comité de Vacunación que encabezó el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada.

El ministro indicó en conferencia de prensa que el Gobierno firmó contrato a través del mecanismo internacional Covax por nueve millones de dosis y con Oxford-AstraZeneca por 22 millones, además de los convenios con la rusa Sputnik V y con Pfizer, «que son las primeras que estarían» disponibles, a la vez que destacó que «hay vacunas que son una sola dosis y son una ventaja».

Fernández lideró la primera reunión del denominado Comité de Vacunación que trabaja en el diseño de la logística de la distribución y aplicación de las vacunas contra la Covid-19 de las que dispondrá el Gobierno nacional próximamente.

González García dijo a los medios que se estima que la vacunación empezará «en la primera quincena de enero» y que «lo primero será eliminar la mortalidad en los grupos de riesgo y luego extender» la inoculación «a la población para que no se mantengan los contagios y se corte la cadena de transmisión».

Señaló que «más de 12 millones de personas son grupos de riesgo y personal estratégico, personas de más de 60 años, docentes, personal de salud, Fuerzas Armadas y de seguridad, que serán vacunados en primera instancia». Aclaró que quedarán fuera del programa «menores de 18 años» que no tengan comorbilidades «porque no hay recomendación científica» de que deban recibir una dosis.

El Comité de funcionarios es el encargado de la distribución y aplicación de las vacunas contra la Covid-19 que tendrá el Gobierno nacional en los próximos meses, tarea en la que 60.000 agentes tendrán programas de capacitación masivos para la inoculación y en la cual las provincias utilizarán las escuelas para dar las aplicaciones.

El titular de Salud calificó a esta campaña de «inédita en la Argentina por su magnitud » e informó que en el país «se dan habitualmente 40 millones de dosis, y en este caso se llegarán a 60 millones, en un período corto de tiempo», con el objetivo de «vacunar al 100 por ciento de los argentinos» y «cuanto antes mejor».

Estuvieron en la reunión, además, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; los ministros de Defensa, Agustín Rossi; de Interior, Eduardo de Pedro, y la ministra de Seguridad, Sabina Frederic. También asistieron la secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, y la asesora presidencial Cecilia Nicolini.

«Es un programa de la Argentina para los argentinos» con el que el primer mandatario «quiere hacer una epopeya», remarcó González García.

El ministro manifestó que con la vacunación masiva «la contagiosidad se va a ir acortando», pero alertó que la dosis «no reemplaza la conducta» de los ciudadanos para evitar la transmisión del virus, porque el problema «no está resuelto».

La logística para la distribución

Por su parte, el ministro de Defensa sostuvo que esa cartera viene «trabajando desde hace un mes», cuando se realizaron las primeras reuniones, y comentó que, entre otros puntos, las Fuerzas Armadas aportarán recursos logísticos y humanos para la campaña.

Rossi indicó que se dispondrán los «medios aéreos y terrestres» para la distribución, las unidades militares para el acopio del material y al personal médico militar para la vacunación en sí, «lo antes posible para llegar a mayor parte de argentinos en el menor tiempo».

A su turno, De Pedro dijo que Interior ya tiene realizado el estudio poblacional, con la segmentación de los mayores de 60 años por provincia y localidad, como así también de personas con enfermedades de riesgo y demás personal que debe ser vacunado.

Desde la cartera de Interior señalaron que la población de potenciales receptores «prioritarios» de las vacunas se integra por ocho millones de mayores de 60 años, 773 mil trabajadores de salud, 500 mil de las Fuerzas de Seguridad y Defensa, y 2,8 millones de personas con comorbilidades.

Sin embargo, el propio ministro aclaró que la vacuna contra el coronavirus no será obligatoria.

«Desde el primer día de la pandemia sabemos que es un problema de todos los argentinos», refirió de Pedro, quien reiteró el pedido del Presidente para que la resolución de la situación sea «de manera articulada» con «todas las jurisdicciones y con todas las fuerzas» políticas.

Además de la confección del estudio poblacional, Interior puso a disposición de Salud el sistema logístico del Correo Argentino que se utiliza en las elecciones.

«Se va a asistir financieramente a todas las provincias para la compra de insumos y equipamiento», completó de Pedro.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter