sábado 5 de diciembre del 2020

   

Ahora

Testigo clave en causa Vialidad | “Me presionaron porque el objetivo era Cristina Kirchner”

 

Por Mariano Zucchi.

Un testimonio clave ante la Justicia sacudió la causa Vialidad. Laura Hindie, ex jefa de legales de Vialidad Santa Cruz y actual diputada relató bajo juramento que el ex Director de Vialidad Nacional, Javier Iguacel y el ex jefe de Jurídicos de ese organismo, Ricardo Stoddart, arribaron a la dependencia provincial en un patrullero de la Policía y que se vio obligada a firmar un documento armado en Buenos Aires con información que no pudo corroborar. En diálogo exclusivo con Diario Pulse contó cómo fue intimidada. “Si no lo hacía, al otro día tenía el telegrama de despido”, aseguró.

Según relató Hindie, “estábamos con miedo” y los funcionarios habían confeccionado “un listado de despidos” para amedrentar a las trabajadoras y los trabajadores.

La declaración de la testigo que duró más de tres horas dejó en evidencia el interés de Iguacel y Stoddart para justificar el supuesto direccionamiento de la obra pública y abrir el proceso contra la actual vicepresidenta. “Me presionaron porque el objetivo era Cristina Kirchner”, aseguró.

– ¿Qué declaró ante la Justicia?

Declaré en calidad de testigo propuesto por el Ministerio Público y luego se adhirieron otras defensas. Fue por Zoom en las instalaciones de Gendarmería Nacional en Santa Cruz. La declaración duro más de tres horas sin interrupción. Tenia mucha tranquilidad porque lo que declaraba era lo que sabia, pero fue cansador. Preguntaban todos, el Tribunal y las defensas. Mi participación en este juicio como testigo fue en relación a un sumario administrativo que como jefa de la sección de Legales y Sumarios tuve que realizar conjuntamente con otro abogado en carácter de secretario actuante. Mi testimonial era en relación a ese sumario

– ¿Y qué decía ese sumario?

– Había una audiencia que se celebraba en la Secretaría de Trabajo y Seguridad Social de la Provincia de Santa Cruz por un reclamo. El reclamo era de pagos de salarios por parte de la UOCRA ante el incumplimiento de la empresa Austral Construcciones.

– ¿En esas tres horas, qué le preguntaron?

– Me preguntaron en relación a este sumario, también por la obra pública en cuanto a las certificaciones y todo el procedimiento licitatorio. Nosotros como distrito no teníamos la tarea como abogados de intervenir en los procedimientos licitatorios. ¿Por qué? Porque hay convenios que se firmaban con la Administración General de Vialidad. En esos convenios se encargaban a Vialidad provincial todo lo que era el proyecto, el estudio y las inspecciones. Este tramite no lo llevábamos adelante nosotros, obviamente tuve que desconocerlo. No puedo declarar cosas que desconocía.

– Usted declaró en un momento que se sintió intimidada…

Lo que fui relatando es que cuando se hace el cambio de gestión, asume el gobierno de Macri, y la primera decisión que tiene el ingeniero (Javier) Iguacel fue presentarse en el distrito de Santa Cruz sin todavía estar designado. Estaba el trámite, pero en ese momento no tenía la designación concreta. Y lo hace con el nuevo jefe de Asuntos Jurídicos, Ricardo Stoddart. En ese momento venían con la resolución 001, la primera emitida, a poner en funciones al jefe interino de distrito. Llegaron en un patrullero. Se corrían muchos comentarios que iba a haber despidos, con listados de gente. Obviamente que nadie sabía a quién le tocaba. Cuando vinieron a presentarse, y a raíz de esa audiencia, el doctor Stoddart me solicitó hacer una presentación ante la Secretaría de Trabajo pidiendo la nulidad de lo actuado porque no era el área competente para entender en este tipo de conflictos donde Vialidad Nacional estaba involucrada.

– ¿Es común que dos funcionarios designados arriben en un patrullero de la Policía?

– No, para nada. Olvidate. Nunca pasó.

– ¿Qué decía el documento?

-No alcancé a leerlo detenidamente. La nota ya estaba conformada y yo no sabía de dónde habían surgido los datos porque no tenía la documentación. Ya la traían confeccionada. O sea que los datos que revelaba esa nota no pude corroborarlos. No había tiempo, era de urgencia, y estaban en juego los intereses de Vialidad Nacional porque no sabía las consecuencias que podía tener esa audiencia. Me sentía presionada porque tenía la responsabilidad legal del organismo. Juntos (con Stoddart) fuimos a dejarla a la Secretaría de Trabajo. Si no lo hacía, al otro día tenía el telegrama de despido.

– Dijo que se sintió presionada

– Sí. Ante esa situación me sentí presionada. Todo era un cambio y no se sabía cuál iba a ser el destino de todo el distrito. Estábamos con miedo. Había un listado de despidos. Y se despidió gente de planta. Nosotros no interveníamos (en la nota). Toda la situación se dirimía en Buenos Aires. Como no tenían representación legal, o la firmaba yo o no había nadie que la firmara. Con respecto al contenido de esa nota, desconozco porque no tenía la documentación para corroborar. Después de esa actuación del sumario nunca más tocamos ningún tema relacionado a eso en nuestro distrito porque todo se manejó desde el área jurídica de Buenos Aires donde estaba Iguacel con su equipo de abogados. Todo estaba allá.

– ¿Hubo irregularidades en la obra pública en Santa Cruz?

– Desconozco. Nunca intervine en la causa.

– ¿Cuál era el comportamiento de Iguacel en ese contexto de presión?

– Convocaron a todo el personal en la sala de un edificio relativamente nuevo y en un salón abajo llamaron a todos los empleados. Iguacel nos habló que esta nueva gestión iba a ser con transparencia, se presentaron con un proyecto de 12 años de gestión. Ya daban por hecho una reelección. Nos hacían sentir que antes era todo corrupción y ahora transparencia. Y lo hacían sentir. Nos sentíamos como delincuentes. Nuestro distrito fue muy observado desde ese lugar.

– ¿Y por qué cree que fueron a Santa Cruz?

– Y… Cristina Fernández de Kirchner era candidata. Los ojos estaban apuntados a la obra pública. Ahí estaba la presión.

– Usted cree que hubo una cuestión deliberada

– Si, si. Es así. Todo era político.

– ¿Entonces la presionaron porque el objetivo era Cristina Kirchner?

– Y si, creo que un poco fue eso, esa es mi opinión. En la forma que se manejó la gestión, los ojos siempre fueron sobre Santa Cruz. Lo vivimos muy de cerca. A nosotros nos preguntaban cómo habíamos ingresado a Vialidad.

– ¿Qué balance hace de la gestión de Mauricio Macri en Vialidad?

– Objetivamente fue la peor. En cuanto los recursos para la provincia fueron muy pocos y los fueron achicando. La obra pública fue abandonada y nos generó juicios. Terminamos sin plata, no había ni para comprar papel. La provincia no recibía fondos. Buscaban asfixiar.

 

 


SEGUÍ LEYENDO:

ag

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter