lunes 21 de octubre del 2019

   

Ahora

Tras las fallas en el simulacro de escrutinio, piden volver al sistema de telegramas

 

El primer siulacro del sistema de digitalización y transmisión electrónica de telegramas electorales para el escrutinio provisorio, realizado por el Correo Argentino y la empresa venezolana Smartmatic, fracasó. En la mayoría de las escuelas en las que se realizó la prueba piloto hubo fallas en la conectividad y demoras en las netbooks que se usarán en las PASO. Por ello, en la oposición piden volver al sistema de telegramas.

“El sistema actual ofrece todas las garantías para la alternancia y queremos que se mantenga para evitar cualquier posibilidad de manipulación de los votos”, señaló el apoderado del Partido Justicialista, Jorge Landau, a Página 12 y adelantó que ampliará una denuncia ante la Cámara Electoral.

Si bien el Correo Argentino y la compañía que ganó la licitación minimizaron los problemas de transmisión que hubo en el simulacro, calificándolos de «normales», y aseguraron que serán resueltos, especialistas en el tema no se muestran tan confiados con el nuevo sistema.

“El problema es que se quiere hacer un cambio importante, que puede tener un impacto grande en el escrutinio provisorio y, a su vez, en la opinión pública, y se empezó a pensar recién en noviembre del año pasado para implementarlo por primera vez en una elección presidencial y en el cien por ciento del país”, advirtió el programador y activista Javier Smaldone, a Página 12.

Según explicó, “el servidor central al que estas netbooks se tienen que conectar falló y lo arreglaron recién a la una de la tarde» y consideró que los problemas que hubo en el simulacro «no se pueden resolver de acá a 40 días”.

Sobre Smartmatic, la firma venezolana que se quedó con el escrutinio provisorio por ofrecer un precio mucho más bajo que sus competidoras, Sladone explicó que “no ganó una licitación, sino un concurso de precios, y la calificación técnica que obtuvo fue más baja que la del resto de las compañías”. Y detalló que Smartmatic “terceriza, a su vez, el desarrollo del software” para realizar la transmisión remota.

Por su parte, el experto en informática Ariel Garbarz explicó que “el software de Smartmatic no puede verificarse porque su codificación fuente es secreta y no permite a los partidos comprobación alguna, como la ley exige”.

Ante esta situación, Landau ampliará una denuncia que presentó en mayo ante la Cámara Electoral para que los cambios en el escrutinio queden sin efecto. “Nunca hubo problemas o dudas con el sistema actual. Ahora nos encontramos con que quieren innovar y es muy grave lo que está pasando porque ni siquiera tienen un listado de los establecimientos con acceso a internet”, dijo el apoderado del PJ.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter