miércoles 23 de octubre del 2019

   

Ahora

Tras sesenta años, Loma Negra apaga sus hornos en San Juan y desafecta a personal

 

La crisis no para. Después de casi sesenta años, Loma Negra apagó los hornos de su planta cementera de Rivadavia, en San Juan, y despidió a 15 trabajadadores. En apenas meses, la empresa pasó de tener 10 plantas de cemento a quedarse con ocho.

«La planta se concentrará desde ahora exclusivamente en molienda y despacho de cemento», explicó la compañía. Por ello, dejará de producir unas 400 toneladas diarias de cemento.

El secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) de San Juan, Ivan Malla, explicó a BAE Negocios que en la planta de San Juan «no se fabricará más cemento, el clinquer se traerá de la planta de Frías en Catamarca, ubicada a 600 kilómetros. En San Juan se molerá y embolsará».

A raíz de esta decisión, la compañia despidió a 15 trabajadores, trasladó a otros 5 y otorgó 4 jubilaciones anticipadas.

«Loma Negra nos dice que se trata de una planta muy vieja, que requiere de muchas inversiones que no están en condiciones de hacerlas. Les conviene traer la piedra lista de Frías y dejar de producir acá. Tenemos una gran incertidumbre, nos dijeron que no iban a cerrar la planta», señaló Malla desde San Juan.

En la actualidad, Loma Negra tiene 3880 trabajadores, 8 plantas de Cemento en Catamarca, Neuquén, Zapala, Ramallo, Vicente Casares, Sierras Bayas, Olavarría y LÁmali. A las que se suman 6 plantas de hormigón en San Lorenzo, Rosario, Don Torcuato, Estación Sola, Campaña y Lavallol. Además de depósitos en San Juan, Barker, Resistencia y Paraná. Loma Negra se concentra en terminar su nueva planta LAmali 2, ubicada en Olavarría, desde donde producirá cemento y aumentará su capacidad de producción total en un 40%.

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter