domingo 25 de julio del 2021

   

Ahora

“Wado” de Pedro desmintió a Clarín por Edenor: “Grosera inexactitud”

 

El ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, desmintió categóricamente una información del diario Clarín sobre la decisión del empresario Marcelo Mindlin de desprenderse de Edenor.

“Quiero desmentir esta nota publicada en Clarín. No conozco a Pablo Díaz y no conversé con Marcelo Mindlin sobre Edenor. Jamás dije ni insinué que debían desprenderse de ninguna empresa”, indicó el ministro en su red social de Twitter.

De Pedro señaló además que el periodista que firma la nota, Martín Bidegaray, no lo consultó, una regla básica del periodismo. “No sé si miente @martinbideg o sus fuentes, pero lo cierto es que no chequeó la información conmigo. Esto le hubiera evitado la grosera inexactitud que cometió”.

El artículo titulado “Mindlin se va de Edenor para proteger su negocio de generación eléctrica”, Bidegaray sostiene que “el empresario le pidió a Pablo Díaz, uno de sus lobbystas, que le hiciera llegar algún mensaje a Eduardo “Wado” De Pedro, hombre de confianza del kirchnerismo duro, que luego sería nombrado como ministro del Interior”.

“Díaz, uno de los sobrevivientes de “La noche de los lápices”, le preguntó a De Pedro cómo podía mejorar el vínculo de Mindlin con el kirchnerismo, y en especial con la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner. “Mindlin quiere llevarse bien con Cristina. Por favor pregúntale qué empresa le interesa a Cristina que Marcelo compre para llevarnos bien”, le comentó Díaz a De Pedro”, continúa.

“Unos días después, llegó la respuesta de Wado. “No queremos que compre nada. Queremos que venda Edenor”, fue el mensaje, según dos fuentes que conocen el tema. De Pedro y Díaz se conocen por la militancia en cuestiones de derechos humanos”.

El consorcio que encabezan los empresarios Daniel Vila, José Luis Manzano y Mauricio Filiberti firmaron ayer un acuerdo de compra por la distribuidora eléctrica Edenor, por un monto inicial de US$ 100 millones, que comprende al 51% de las acciones que actualmente tiene el grupo Pampa Energía que conduce Mindlin.

Tras meses de negociaciones, las partes lograron acordar la venta de la mayor distribuidora de electricidad de la Argentina en términos de cantidad de clientes y electricidad vendida, en una operación que será motivo durante las próximas semanas de la evaluación del monto final a pagar, que en el mercado estiman que podría ascender US$150 millones.

Más allá del acuerdo de compraventa de Pampa con la Empresa de Energía del Cono Sur e Integra Capital -nombre de la firma conformada por Vila, Manzano y Filiberti-, la operación deberá ser autorizada por el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (Enre) y por la asamblea de accionistas del grupo que comanda Mindlin, que se realizará el 16 de febrero, fecha en la que se dará la eventual traspaso accionario.

La venta de Edenor le permitirá a Pampa Energía focalizar sus inversiones en sus dos negocios principales de la actualidad, que son la generación de energía eléctrica y la producción de gas natural, informó la empresa a la Bolsa porteña.

El precio base de compra acordado consiste en un pago de US$100 compuesto de US$ 5 millones por 21.876.856 Acciones Clase B de Edenor y US$% 95 millones a pagarse US$5 millones a la firma de la transacción, US$50 millones al cierre y US$ 40 millones financiados a un plazo de un año.

No obstante el precio indicado al mercado, fuentes allegadas a la operación deslizaron que los US$ 100 millones del valor anunciado hoy son “el piso de la operación” y que el monto final “no está cerrado” y será motivo de la continuidad de las negociaciones.

La historia de Pampa Energía en Edenor se remonta a 2005, cuando adquirió el paquete accionario a Électricité de France (EDF), una multinacional francesa que entregó la compañía en situación de default con sus obligaciones financieras desde 2002 y con deudas que superaban los US$550 millones y una demanda pendiente contra el Estado argentino por más de US$900 millones.

Pampa Energía destacó esta tarde al confirmar la venta de Edenor, que la distribuidora nunca repartió dividendos a sus accionistas durante los 15 años de operaciones, y que en abril de 2007 se convirtió en la primera compañía argentina de servicios públicos en cotizar sus acciones en la Bolsa de Nueva York, hito que significó un aumento de capital de casi US$70 millones.

SEGUÍ LEYENDO:

ag

 

Sobre Pulse

Llega un nuevo modo de leer las noticias en Internet. Sumate a Diario Pulse.

Suscripción

Newsletter